31 ene. 2016

En tu día...

¡Feliz cumpleaños, a ti! ¡Feliz cumpleaños, a ti! ¡Feliz cumpleaños, Piensa Lale! ¡Feliz cumpleaños, a tiiii!

*si no lo leíste cantando, vuelve a leerlo*

Eso de que los niños crecen demasiado rápido es totalmente verdad. ¿Quién me iba a decir que seis años después seguiría escribiendo en este espacio? Quizás con menos frecuencia cada vez, pero hey, sigue vivo. Hoy por hoy, muchas de las circunstancias que rodearon el nacimiento de este blog han cambiado, pero siempre me alegro de tenerlo; releerlo es una cosa divertidísima tanto para recordar cosas que he dejado aquí plasmadas, como para ver como ha cambiado mi escritura. Es casi una máquina del tiempo.

Quería que fuera un blog literario, pero hacer reseñas estructuradas sobre todos los libros que leo se iba a volver un trabajo y me fastidiaría; quería que fuera un blog de bitácoras, pero no viajo todo el tiempo; quería que fuera un blog de escritura, pero me da de todo publicar mis novelas por acá. Como nada de eso resultó, esto se convirtió en un depósito de todo lo que no entra en mis líneas de escritura en las novelas, mis opiniones sobre muchas cosas y básicamente una mezcla de todo lo que quería que fuera pero sin serlo de forma concreta; vestigios de mi mente, básicamente.

Hasta el sol de hoy, este blog tiene activo 2191 días, 48 seguidores, 236 entradas publicadas (había estado tomando un número equivocado, ups), tan solo 15 publicadas este año, 26 borradores sin publicar y 97036 visitas. Tomando en cuenta el post del año pasado me di cuenta que no cumplí con ninguna de las secciones que planteé, lo cual ha sido impactante para mí porque no sabía que había pasado ya un año *risa nerviosa*. Solo tengo excusas para argumentar su ausencia, así que me las guardaré.

Este año he decidido darle un nuevo look al blog, inspirado en las nuevas aventuras que me esperan en mi comienzo en la vida adulta si es que puedo dejar la etapa en la que estoy, en las que me he trazado y en las que seguramente me llenarán de sorpresas. Regreso a lo más básico de mí: al azul claro, al cielo, los aviones, las notas y las listas. Por lo que el blog regresa conmigo.

Para terminar, como siempre, el Top 10 de las entradas más vistas en el año 2015, siéntanse libres de entrar a recordar o leer por primera vez aquello que me llevó a escribir el año pasado. Como siempre, agradezco a quienes aun me leen y a los nuevos que han llegado.


10.- No.
9.- Pronto.
8.- Una serie de eventos desafortunados.
7.- Rinconeando - Antigua.
6.- Caer.
5.- Te deseo...
4.- Despertar.
3.- Dichoso aquel que se va y no ve las lágrimas de quien queda.
2.- Príncipes.
1.- A ti que te vas - o que te fuiste.

30 ene. 2016

Me voy.

- Me voy.

- ¿A dónde, cariño?

- Me voy de tu vida, para siempre - frunces el ceño y veo que no entiendes nada, típico: incluso cuando las palabras son tan claras como el agua prefieres irte al significado más rebuscado que a lo que se están refiriendo exactamente - es algo que debí hacer hace mucho y al fin veo que el momento correcto nunca llegará.

- No entiendo de qué estás hablando.

Sacó un bolso del armario y miro el hermoso apartamento que compartimos, el alquiler era un golpe constante en nuestros bolsillos pero lo compensaba lo hermoso, espacioso y perfecto que era. Era. Demonios, iba a extrañar el jodido lugar. Comienzo a meter mi ropa en el bolso de cualquier manera, te ríes desde la cocina y luego te acercas para ver mejor. Te congelas cuando ves mi seriedad.

- No estarás hablando en serio. Sea lo que sea que está pasando por tu mente lo podemos solucionar, tenemos que discutir esto.

- Estoy hasta la coronilla de "solucionar", "discutir" y "trabajar" sobre esto. Llevamos demasiado tiempo juntos, lo que hay es una costumbre a mi presencia a tu alrededor, a ser la extensión de tu brazo cuando vas por la calle, el contacto número uno en el teléfono y tu salida de los martes. Antes tenía miedo ¿Sabes? Me parecía desleal a todo lo que hemos pasado, me parecía que me estaba rindiendo en algo que estaba destinado, pero resulta que puedes vivir preso de la constancia.

- Ahora solo estás hablando disparates.

- Estamos muertos, tu y yo; desde nuestros sentimientos hasta la charla de relleno que tenemos a diario. Y no me gusta estar muerta. Me gusta sentir, vivir y reír.

- Haces eso conmigo, te he visto.

- Sé que me has estado ocultando cosas, mintiéndome - hay sorpresa en tu mirada, pero guardas silencio así que continúo - no te preocupes, no te lo estoy cobrando ni sacando en cara; solo quiero que sepas que sé, que lo he sabido desde hace mucho y he esperado que me digas. Pero nunca lo hiciste - miró mi bolso llenó de ropa - y está bien, con el tiempo empecé a hacerlo yo también.

- Escucha...

- Dejaste de ser mi persona - digo en una voz más baja y solo quedan los sonidos de la calle - nos prometimos muchas cosas hace mucho tiempo y estar contigo me aferra a lo que era y lo que soy. Pero quizás ya no quiera ser así. Quizás eres otro de mis múltiples fracasos y no quiero dejarte ir para no tener que admitir que es así. Tú bien sabes cuánto odio equivocarme.

- Estás saltando de un tema a otro, no puedo entender bien - pero de nuevo, tú nunca me entendiste.

- Necesito decirlo todo y así es como va saliendo. Porque yo hablo, yo confío, yo dejé mis escudos tan bajos cerca de ti que jamás me di cuenta de que te instalaste a vivir allí como un parásito, nunca aportaste nada.

Tomo los papeles de mi mesa de noche y veo una linda carta que me escribiste y adoraba releer por las noches.

- Fuimos buenos juntos ¿Lo sabes? Hubo una época en que no dudaría de ti ni aunque tuviese evidencia en frente. Pero las cosas han cambiado, como lo hiciste tú y como lo hice yo. Es momento de aceptar que crecimos separados, que esto no es lo que yo quiero y que tú... Tú ni sabes lo que quieres.

- Quiero esto. Te quiero a ti.

- No, no lo haces.

- Dijiste que perdonarías lo que fuera.

- Evidentemente yo asumí cosas de nuestra relación que tú no, pero ese fue mi problema. Asumir es un error.

- ¿Simplemente me tirarás a la basura como a los demás? ¿Crees que merezco el mismo trato que los anteriores?

- Siempre velaré por tus intereses, no hay razón en la tierra que me haga olvidar esto.

- Pero eso no es suficiente para quedarte.

- Me voy.

Y con ello me llevaba las lecturas que te gustaban para dormir, las meriendas de medianoche, las charlas incesables y agotadoras, pero necesarias, mis consejos, mis sonrisas y una parte de ti que probablemente me atormentaría después.

Nunca esperé que me detuvieras [[Sabía que no lo ibas en el hacer, en el fondo tú también querías esto]], ni que gritaras o intentaras ganarme el argumento. Habíamos pasado demasiadas veces por esto, así que la única diferencia era que esta vez no azoté la puerta ni salí enojada.

Al contrario, llevaba una sonrisa y la satisfacción de cerrar la puerta lentamente, con las llaves dentro de la casa, reflejadas en la cara. Era libre.

La cosa era qué hacer con esa libertad.

8 ene. 2016

¡Feliz año!

¡Feliz navidad, feliz año nuevo y feliz día de reyes! Si, si, sé que llevo casi dos meses sin escribir, pero siento que estoy en una fiesta desde noviembre y al parecer todo termina hoy. O el lunes, cuando deba regresar a la vil realidad.

Espero que hayan disfrutado mucho con sus familias o sus seres queridos, que descansaran y se preparen para un nuevo año de cosas fantabulosas, que se hayan trazado el doble de metas que el año anterior y que esta vez alcancen a cumplirlas todas. Para los que aun me leen y no sepan, el 20 de noviembre del año pasado recibí mi título como Psicóloga de la República Bolivariana de Venezuela [[Lo cual me hizo muy feliz]] y después de eso me fui de viaje para celebrar mi graduación y luego de eso llegó mi cumpleaños 22 y luego de eso fue navidad, año nuevo y día de reyes...

¿Ven como todo se ha ido sumando?

En fin, probablemente haga un post sobre mi graduación porque fue lo M Á X I M O; solo quería pasar por acá para decir que no me olvido de mi blog, solo que tengo una cantidad de proyectos personales impresionante por lo cual a veces me veo abrumada yyyyy eso sigue sonando a excusas.

El año pasado los invité a brindar por un 2015 mejor que el 2014, y sí que fue un buen año. No solo me gradué de mi carrera, conseguí trabajo, monté un evento de nivel nacional con mis amigas, gané los juegos nacionales de fútbol con el equipo de psicología, apliqué mi tesis, el servicio comunitario; sino que también disfruté más con mis amigos, compartí más con mi familia, comí y cociné cuando quería, viajé, conocí, aprendí y muchos verbos geniales que me han hecho una persona muy feliz. Porque si algo me dejó el 2015 es una felicidad genial y una enseñanza para mantenerla.

No soy nadie para darles consejos, pero he aquí la clave de tener un año tan genial; antes de tomar cualquier decisión hazte las siguientes preguntas:

- ¿Quiero hacer esto?
- ¿Esto me hace feliz?
- ¿Las consecuencias son mayores a las ganancias? ¿Pero igual lo quiero hacer?

Hey, si al menos tienen dos respuestas afirmativas, anda, la vida se hizo para que tomes el riesgo de ser feliz [[O solo tomar el riesgo... Igual es divertido]] Ugh. Puede que encuentren esas preguntas en algún libro de auto-ayuda, pero les juro que llegué a ellas por pensamientos propios.

El año pasado pedí muchos recuerdos, momentos y retos. Creo que el 2015 dio la talla a la perfección. Para mi 2016 quiero vivir muchas aventuras, quiero más retos que me impulsen a ser mejor y quiero aprender todo lo que pueda como siempre intento

Sin más que agregar y esperando que no te hayas aburrido a la mitad de esto, espero que tu 2016 sea todo lo que tú quieras que sea. Y si no es así, pues haz que sea así.

PD: Reseña de los últimos dos meses del año:

Me gradué
En el mar se celebra más sabroso
A los 22 se ríe más
Y aun se recibe niño Jesús
¡Feliz Año 2016!