13 jun. 2011

Perfecta

Se levanta temprano para ir al colegio, se mira al espejo y odia su reflejo, rápidamente se lava la cara y se aplica su maquillaje habitual. Mejor dice para sus adentros. Su mamá se quedó dormida y ella hace su desayuno y el de su hermano pequeño; entra al cuaro de sus padres y les da un beso de mariposa en la mejilla a cada uno; suavemente, mese a su padre para que se levante, él los lleva al colegio. Al llegar, sus compañeros se arremolinan a su alrededor "¡Buenos días Carlotta! ¿Tienes la tarea de biología? ¿Y la de castellano?" dicen diversas voces, ella sonríe - como siempre - y con un movimiento agrasiado saca sus cuadernos y deja que los cuervos se los lleven. Se apresura a llegar a su puesto de siempre, en la primera fila en la columna central, se sienta y coloca su bolso vacío sobre sus piernas. Suspira y mantiene la sonrisa, un chico se acerca a ella. Es el sueño de la mayoría de las chicas del colegio, alto, de hombros anchos y sonrisa perfecta; de cabello negro como el azavache, piel tostada como la canela y ojos verdes como las hojas en primavera; es destacado en los deportes y en las clases, todo lo que las chicas quieren de un novio. Solo que es su novio.

Él le sonríe y su corazón se aprieta, fuera más fácil si no estuviesen juntos, dolería menos. Se acerca lentamente y se cierne sobre ella, le da un beso poco casto sobre los labios, ella se separa, pero ya tienen las miradas de todos sobre ellos, siempre es así. El profesor llega y termina con su nube de atención, se dedica a las cuentas - una de las cosas que se les da mejor. Antes de que se de cuenta, entre clases que la distraen de su realidad, cotorreo con las amigas, finiendo interés cuando realmente no es así, entre risas falsas y palabras planas se termina su jornada escolar. El último bloque lo tuvo libre así que buscó a su hermano y se fue para su casa, mientras el pequeño niño juega en su mundo de colores y fantasía, ella prepara la mesa y hace el almuerzo, para cuando su mamá llega están ellos esperándola en la mesa para comer.

- Mi niña, no tenías qué.. - Pero Carlotta lo sabe mejor, sabe que si no hubiese echo eso tendría problemas, sería acusada de cosas que no son ciertas pero que aún así le lastiman el corazón.

Después de esmerezarse en limpiar la cocina - incluso después de que su madre se ofreciera a ayudarla - se baña y se arregla nuevamente, tiene sus lecciones de piano - impuestas por su madre - y sus clases de latín - propuestas por su padre - que, a pesar de no gustarle, le ayudan a distraerse y pasar menos tiempo en su casa. Al salir de sus clases su novio la va a buscar, caminan por un jardín iluminado por luces de navidad, lo que debería ser romántico resulta para ella aburrido ¿Por que todas quieren salir con este chico? Se pregunta ¡Si supieran lo inseguro que es sin su equipo a su alrededor, sus miedos y temores a la falta de atención, su ego que jamás le hace preguntas a ella, su tendencia a creer que todo está bien y son la pareja perfecta!

Se encuentran a sus amigas en el parque, por más que siempre es igual, ella espera que se den cuenta de que algo anda mal, que sus sonrisas son una máscara y lo que creen todos es una vida de sueño para ella es una pesadilla ¿Por qué no contarle a ellas lo que ocurre? Sencillo, ella quiere que sean tan detallistas como lo es ella con ellas, que se percaten de sus cambios mínimos y que empiecen a preguntar por qué. Pero nada pasa, ella continúa con su máscara y su mundo inventado, esperando que alguien se de cuenta de todas las mentiras que ha contado.

Cuando llega a su casa - después de ayudar a su madre con tareas del hogar y ayudar a su padre a reparar un par de cosas - está al fin sola en su cuaro. Se quita su ropa cara y su maquillaje característico, se coloca aquel camisón viejo que le regaló su abuela antes de morir y se mira en el espejo ¿Por qué ella si puede ver a esa niña frágil, insegura, dolida y afligida cuando los demás parecen no notarlo? Antes de que pueda evitarlo ya está llorando - como cada noche - suprime su llanto con una almohada, lo menos que necesita es que su madre empiece a preguntar por qué llora, entre el suave vaivén que le ofrece su cuerpo y el sonido de la lluvia en la ventana, se queda dormida entre las sábanas esperando que el amanecer le traiga fuerza para seguir adelante con una vida que pensó en poco tiempo cambiaría.

Esa chica que ves sonreír como si la vida se le fuera en ello, esa chica que participa en clases y es amiga de los profesores, la chica que te ayuda con las tareas y sale con el chico que desearías fuera tu novio, ella que ayuda en casa y nunca se queja, que ayuda con favores aunque tenga más cosas que hacer, esa chica que consideras perfecta es más infeliz de lo que piensas. Detrás de cada sonrisa que regala reprime una lágrima, de cada palabra calma suprime un grito, su vida es una farsa, una obra de teatro que ella misma ha inventado, ella como protagonista de una comedia negra y una tragedia que jamás pensó había creado. Ella, que crees ser el ser más perfecto, se odia por lo que es. Y sin embargo, nada hace para cambiarlo...

PD: Recuerda que la perfección no existe, que siempre podrás ver un vitrina pero solo conseguirás ver el interior si entras a la tienda. Si te dehan entrar a la tienda.

PD2: Gracias a ella por dejame contar su historia, y hacerle ver que su vida estaba mal, solo porque ella lo quería así, porque el poder de cambio siempre está en ti.

12 jun. 2011

Chicas que leen y chicas que no leen

Hace un par de semanas mi sis me dijo que leyera un artículo que encontró, la verdad es que me gustó tanto que me encantaría que lo leyeran, el mismo, consta de dos partes: Sal con una chica que no lee y Sal con una chica que lee

Si los has leído - que de verdad, espero se así - te brindo mi opinión:

Wow. Eso fue lo primero que pensé - y que dije - cuando terminé de leerlas ¿Como no lo vi antes así? Por supuesto, jamás había considerado que leer libros me ayudaría a conseguir chicos - de hecho, creo que no lo hace xD -, por lo cual esa no es la razón por la cual los leo; pero una vez que esos autores lo plantean así, todo fue claro. Muchas piezas encajaron. Si le preguntas a un chico una característica que desearía tuviese su pareja - casi por inercia - responden: Que sea inteligente (Cuando no quieren pasar por superficiales y lo que realmente están pensando es ¡Que esté buenisima!) sin embargo, cuando le pones a una chica así en frente, se cohíben o no terminan en nada: porque es mucho más difícil engañar a alguien que sabe.

Yo amo leer y me fascina escribir, son mis pasatiempos más preciados y los que intento mantener inalterables, ellos me llevan a otros mundos, me permiten conocer personalidades, estilos y actitudes de las personas que - en la vida - tienes que conocer realmente para llegar a esas profundidades. Ellos extienden mi capacidad de entender. Y una vez que conoces algo así, un mundo tan maravilloso (sin ser perfecto), personas tan magnificas (con muchos defectos) y momentos que te roban el aliento o te sorprenden por completo ¿Realmente crees que te van a satisfacer palabras planas y vacías? ¿Cumplidos que oyes le repiten a chica tras chica, hasta que una cae? ¿Como, después de conocer los colores, puedes ver el mundo a blanco y negro? Yo no puedo.

En la primera nota escriben algo muy peculiar:
Una chica que ha leído sobre las reglas de la sintaxis conoce las pausas irregulares –la vacilación en la respiración– que acompañan a la mentira.
Y no es solo la mentira, es la dicha real, una sonrisa que te profese amor, una mirada que te diga lo que las palabras no impregnan con sentimiento. Después de que tu imaginación ya tiene decodificados los rasgos que las identifican -por más que todos seamos diferentes- es muy sencillo separar las emociones reales de las ficticias. Y tienes dos opciones: O te ríes de que intenten eso contigo, o te enojas de que te quieran ver la cara de idiota. Pues, de una forma u otra, sabes que es realmente lo que te quieren decir, aprendes a leer entre líneas.


A pesar de todo, él primer autor dice odiar a la chica que lee; por supuesto: Nosotras dificultamos el trabajo, la conquista tiene que ser real, el cortejo único y diferente, tienes que realmente sentir algo por la chica que lee, porque ante semejante reto ¿Tendrás lo necesario para llegar al final, para conseguir la gran recompensa que es una relación de otro nivel? Salir con una chica que lee, supongo, es una aventura de la cual nunca te vas a cansar...


Anyway, pienso que esto no solo influye en las chicas ¿Saben lo hermoso que se ve un chico enfocadisimo en el libro que tiene entre las manos? ¿Que un chico sepa de escritores y sus obras? ¿Que pueda hablar sobre ellos? ¿Que prácticamente sea palpable su pasión al hablar de los protagonista? Dios. To much sexyness.  Yo principalmente creo que leer es la base de la cultura, que aprendes de todo un poco, nutres tu vocabulario y estimulas tu imaginación, leer es simplemente maravilloso.


La lectora se ha convertido en una espectadora más de su vida y la ha llenado de significado. 
 PD: Después de escribir la entrada me pareció innecesaria, ya que los escritos hablan por ellos mismos, sin embargo; me sentí terriblemente identificada con ellos, por lo cual, no pude evitar siquiera reseñar los links :) Sin mencionar, que amo la última frase...

6 jun. 2011

Un nuevo comienzo

Buenas noches x) tenía mucho tiempo sin escribir por aquí - no es mi culpa, pero igual lo siento.

En estos días que abrí mi blog, solo para ver como estaba y eso lo vi tan regular como han sido mis días, por lo cual me dije "Es hora de un nuevo comienzo". Un cambio. De vez en cuando hago esto, modifico algunos aspectos de mi vida, los cambio para superar la monotonía. Además, hay muchas cosas que están pasando que son dignas de un cambio [[como que bailaré en zapatillas de puntas, terminaré mi segundo semestre sin golpear a nadie y estoy haciendo todo lo posible por..]] Anyway, here we are.

¿Por que el tema del universo? Sencillo, siento que mis palabras alcanzan las estrellas, mis sueños duermen en la luna, mis esperanzas recorren los planetas, mi vida tiene tantos misterios y secretos como el propio universo, mis pies siguen en la tierra y lo único que me limita es la infinidad del universo.

-

Ahorita ando un poquito libre - o yo me libro, que no es lo mismo - les subiré dos entradas antes de que acabe la semana :)