12 abr. 2016

Te conozco tanto.

Que sé que vas a contestar cuando te llamo por teléfono.

Que es lo que vas a pedir en un restaurante, cual es tu favorito y que querrás de tomar. Si tengo suerte y estás de humor, el postre sera lo que quiero yo.

Sé cómo hablas con tu mama y qué le vas a responder, incluso sé que ella te llamará siempre que estés conmigo y no le dirás que estás junto a mí. Sé que es amor, también.

Sé que te quiero matar la mitad del tiempo que te quiero, que te fastidio, te molesto y te hago ir más allá. Pero es porque sé cómo hacerlo y me gusta ver cuando piensas fuera de tus casillas - me gusta saber como llevarte al límite.

Sé que me vas a decir las cosas incluso cuando haz dicho mil veces que no. Sé que me toca compartirte y que haces tu mayor esfuerzo por lograr un equilibrio - y lo logras.

Sé que te cuesta dormir sin ruido y con luz. Que libro te va a gustar y que película vas a amar. Cuál es tu color favorito y tu temor más grande.

Sé todo eso y aun me sorprendes con tu día a día. 

A estas alturas pensarías que después de tanto tiempo estaría acostumbrada, pero sigo esperando que llegues al final del día para que me comentes que tal te fue y todavía no me aburre escucharlo. Porque te conozco tanto que no me canso de seguir haciéndolo.

- Y probablemente nunca lo haré -



Es impresionante encontrar escritos así, que sé que hice cuando estaba completamente segura de algo, y que tan solo 163 días después... Bueno, la realidad haya cambiado de tal manera que solo queda un buen recuerdo. Y el conocimiento de que la única certeza es que no hay de esas.

Siempre creeré en los para siempre [[Incluso en aquellos que duran diez segundos o doce años]]