24 may. 2014

Semestre VII - 8/8/8/8

¡Eh, eh, eh! ¡El semestre se acabó! Una vez más, como el semestre anterior, me ha tocado la vida para terminar algo que se supone debió estar listo mucho antes. La verdad es que me parece mentira que esto al fin se haya acabado. Verán, yo debía haber terminado con mi séptimo semestre a finales de febrero, no finales de MAYO. Pero bueno, por razones independientes a mí, esto se alargó más de lo necesario; un poco de guarimbas, desastre en el país, miedo y decepciones valen la pena [yeah, right]. Sin embargo, creo que estas irregularidades hicieron que todo fuera más llevadero ¿Saben? Más tiempo para procrastinar y retrasar las cosas, para no adelantar lecturas ni hacer trabajos.

Como si luego tuviese mucho tiempo.

Estoy bastante segura que recuerdan aquel post de hace tres siglos donde estaba muy emocionada por comenzar mención. No me malinterpreten, aun estoy tan emocionada como el primer día, solo que algunas de las cosas que les comenté han cambiado.

Protesta de la UCV.
Me enamoré más de mis dos menciones, cada una tiene algo que simplemente te hace querer saber todo de ellas, cada una le da una perspectiva distinta que se ajusta a su enfoque y cada una es muy buena para lo que está diseñada a hacer. La clínica simplemente te enamora con todas sus explicaciones de por qué las personas se comportan de determinada manera, como mínimos ajustes causan impacto y como el ambiente se ve mezclado en todo eso; mientras que la industrial te hace comprender por los distintos procesos que se tiene que pasar en el trabajo, como solucionar problemas e incluso como cambiar y aumentar ciertos aspectos de las personas en la organización. Si, soy una fanática de la modificación conductual siempre que la persona esté dispuesta ¿Y qué?

Una de las primeras clases de Terapia.
En Psicología Clínica, como seguramente no recordarán, cursé Introducción a la Psicología Clínica con una de las profesoras más sabias que he conocido en mi vida, una mujer que de todo habla con propiedad y con referencias con año y autor; alguien con el que al principio me daba pánico decir algo pues cuando alguien sabe tanto ¿Qué carrizo vas a decir tú? Pero, como rara vez puedo quedarme callada, luego comprobé de que todo aporte es significativo y que a pesar de que algunas cosas parezcan sobrentendidas siempre es bueno hacerle saber a las personas que sabes [[aunque luego puedes caer en ser know-it-all y estresar a la gente]]. Los principios del análisis conductual, sus variantes, su evolución y todo lo que ello implica no es algo fácil de aprender en un semestre, por suerte también tuve la oportunidad de contar con un auxiliar docente que intentaba que los temas pesados y teóricos fueran vinculados con el que hacer cotidiano. Creo que es una de las cosas que más he apreciado.

Otra de las materia fue Prácticas Clínicas I donde sentía que estaba jugando a ser terapeuta ¿Una de mis
Mi mini-paciente favorita.
primeras clases? Pararme frente al salón e intentar llevar un caso que venía con una sorpresa ¿Cuál fue la sorpresa? Uno de mis compañeros hablando de una manera... Peculiar. Me encantó. Quiero decir, no me encantó que mi compañero se hiciera pasar por mujer, pero quedé fascinada con la experiencia de tratar a alguien, aunque fuera de forma ficticia. Esta fue una de las materias más accidentadas ((los problemas solían
ser los jueves y viernes, día de las clases)) pero creo que una de las que más disfruté, no solo tenía una profesora super didáctica y motivada, además teníamos un auxiliar docente que sabe un montón y era medio intimidante [[por lo menos hasta que me dijo que él sabía que yo sabía, y siempre que alguien reconoce que tú sabes es porque algo hiciste bien ¿O no?]] y una preparadora muy dedicada a nuestra formación. Fue una muy buena combinación. Aprendí a armar informes, a esperar cualquier sorpresa que llegara, a observar de verdad, a estar pendiente de los tiempos en que habla la gente, a perfeccionar la cara de póker, a que la gente piensa en notas y las personas en formación.

Fin de semestre en Terapia.
Creo que ya les había dicho que Terapia Conductual iba a ser mi gran karma de este semestre, adivinen qué ¡No me equivoqué! Solo que jamás pensé que pudiese disfrutar tanto de una materia para la que tenía que leer de 4 a 5 guías por clase, con constantes quizzes y actividades grupales que en algún momento amenazan con quebrar tu paciencia, comentarios inapropiados en clases, muchas comelonas [[no se vengan con el cuento de que eran "compartir"]], carretillas locas por los pasillos, pequeños jijiji que hace que quieras morir de la risa aun cuando nadie lo está haciendo. Además de todo eso, aprendí demasiado, incluso casi vale la pena que haya tenido clases los sábados y haya tenido que dejar el francés [[jajajaja, no]] No crean que es todo tan fácil como suena, muchos dicen que las fobias son curables pero no tienen idea del trabajón que eso conlleva, muchos dicen que si le das un caramelo a un niño cuando hace las cosas bien y le pegas cuando se porta mal lograrás que aprenda como se debe comportar, pero no tienen idea de todo lo que hay detrás y cómo realmente funciona. Eso.

Por último, pero no al final Introducción al Análisis Experimental de la Conducta que si bien parecía una ridiculez al principio, al final agarró a más de uno en la bajadita. A pesar que al comienzo tenía constantes pensamientos de ¿Por qué nos hacen ver esto?[[kmn]] una vez que logré ver cual era su utilidad y pude meterla en la caja de IMPORTANTE: COSAS QUE EN ALGÚN MOMENTO USARÁS todo fue más sencillo, desde aprender a describir una conducta mencionando todas las partes del cuerpo que necesita para ejecutarla hasta que los diseños de línea base múltiple son un dolor en el *ss. Como era un miércoles justo después de mediodía y antes de terapia, fue una de las materias que más dejé, por lo que vivía corriendo una vez que el examen se acercaba, era entonces que me sentaba a leer la guía y venían los "oooooh, ya entiendo" #MalaMíaBBxoxo

Fin de semestre con los de Industrial.
Ahora, en Psicología Industrial la cosa fue mucho más sencilla de llevar. No me malinterpreten, igual tuve que leer, estudiar, hacer trabajos y sufrir un rato; pero digamos que los profesores de esta mención no son tan estructurados y cronogramatizados como lo son en clínica. Además, como es una mención nocturna y la mayor parte del semestre los rollos se armaban en las tardes, ya para la noche no quedaba nadie en la Universidad y nuestras clases se suspendían. Una de las materias que más me gustó fue Organización, Diseño y Medida del Trabajo suspendía creo que en parte fue por la profesora, que nos aterrizaba los conceptos con la cotidianidad y luego los hacía mutar al campo laboral y tú simplemente comprendías, y en la otra parte fue por los temas que tratamos. Era psicología, en el trabajo, procesos que había estudiado y como les podía dar un nuevo enfoque. Era una clase para las que todos nos quedábamos, no importaba que fuera de 7-9pm.

Una de las materias con la que más sufrí y pensé que sería una de las que más iba a disfrutar fue Instrumentos Psicométricos porque iba a ver las pruebas y las aprendería a interpretar, pero resulta que no tuve tanta suerte. Quedamos en manos de una persona que nos mandaba a leer los manuales y consideraba que con eso estábamos listos. DÉJENME DECIRLES QUE PARA INTERPRETAR UNA PRUEBA SE NECESITA MÁS QUE ESO. Pero ya, no me voy a alterar, solo les diré que fue el peor tiempo invertido del semestre.

Otra de las materias fue Teoría Organizacional que tenía al profesor más cuchi de la vida, las clases eran un vacilón y los contenidos bastante asimilables. Aunque vi muy pocas clases, creo que el conocimiento se consolidó bien y será útil como #FunFact. Por no mencionar que el profesor daba otra materia ((que no pude inscribir)) y a veces se confundía y nos daba clase de la otra, al final todos consideramos que tenían que colocarme la materia aprobada, pero eso no va a pasar. Bu.
Esperando por la clase de Servicio Comunitario.

Por último, está Introducción al servicio comunitario un requisito para graduarme que decidí adelantar y liberar trabajo para después, tuvimos clases interesantes, clases aburridas, clases inexistentes y clases
perdidas; pero con todo esto podré hacer mi servicio y tener carta blanca para graduarme. Siempre y cuando sobreviva a la tesis, claro. Pero no me empaquetaré en eso ahora.

Gran parte del semestre: Comer.
Además de todo lo que hice académicamente, dejenme decirles que también hice mucho fuera de la Universidad, entre cumpleaños, idas al bowling, brownies de caja y no realmente preparados, juegos de papelitos en los pasillos y en casa, fines de semana de perdición en la playa con los amigos, pijamadas con mi madre, rutas escolares con mis padres, asambleas, marchas, tragar gas lacrimógeno, paraisos en semana santa, enviar mi novela a un concurso en España [[aunque no ganara]], noches de navidad, días de elecciones nacionales, recordar e-mails tan viejos que solo pueden causar risa, encuentros de pasillo,
carcajadas de centro de estudiantes, almuerzos de amigos, regalos indiscretos, tequila, risas por risas, comentarios inapropiados, muchos grupos de whatsapp, despedida a aquellos que se fueron en busca de algo mejor, ideas genialosas como tomar un diario y escribir todo lo que te hace feliz día a día, noches escapadas a tomar o comer algo, selfies en las clases porque eso es lo que se debe hacer si se está aburrido en clase, salones de videojuegos a mitad de semana, días de gordas, sorpresas de compleaños, ir a un torneo de fútbol a apoyar a mi equipo de Psicología favorito para luego ir a ver más fútbol y que ganara la décima mi equipo favorito, escapadas a la montaña porque terminó el semestre, comelonas durante el semestre, mapas de amor hechos por personas adorables, dinámicas raras en clase, sorpresas frustradas de cumpleaños, mensajes de buenos días, salidas espontáneas, citas ((más de las que hubiese esperado)), souvenirs de norte a sur, noches de hablar infinitamente, deseos en dientes de león, adoptar un perrito como hermano, caras graciosas ((muchas)), ir a clases de ballet que no son mías, protestas, mini pacientitos, tradiciones, fotos debajo del agua, de ser una súper-delegada, de tipos de perreo, bailoterapias, buenas notas ((¡Todas encima de 15/20 de nuevo!!)), nuevos cómplices y amigos, viejos amigos que se acercan más comentarios que alegran los días y un montón de momentos que ahora son recuerdos estupendos para mi primer semestre en la mención.

Fueron 8 meses para pasar 8/8 materias y poder entrar al 8vo.

Un séptimo plagado de octavo.

Pero un séptimo fantástico.



Mi novela a punto de ser enviada a España.
Feliz navidad.
Deseo de diente de león.
¡Feliz cumpleaños a mí!
:)
Las niñas en mi cumpleaños.






Night out.
Night in.
Juegos.







Asamblea en la UCV.





Marcha.
Protesta en Psicología-UCV.
Wakko, el otro hijo de mi madre.
La familia feliz, mis padres.

Los nuevos Ellis & Beck.



Sorpresa en el cumple de Rosi.
Cumple de Rosi.

Dinámica y Clínica.
"¿Cuánto amo a Lale?"
La clase de Ana.
Paraíso en SS.

Detalles.
Las veveces.




 
Tradiciones.
Tradiciones.

Cumple de Karla.

Súper teléfono.

JUNEPSI 2014




























Mi sofisticada tabla de puntuación en los JUNEPSI.
Mitad de los pa' la joda.
Amor futbolístico.
Nada como animarlos.
Bailoterapia.


Final de la Champions.
Mis campeones.














Ejercicio de relajación en Terapia.
En el Ávila con Clínica.
Súper delegada.