8 dic. 2016

23.

El año pasado mi hermana me dio la tarea de escribirme una carta para mi yo del futuro, acá decidí compartirla con ustedes, entre corchetes encontrarán lo que pasó en realidad.

"Feliz cumpleaños a ti, de tu yo del pasado! Hoy tu cumpleaños va a ser muy diferente al del año pasado; si todo salió de acuerdo al plan ahorita debes estar en alguna parte de Francia [[Luxemburgo, en realidad]], llorando o quejándote del frío [[ambas son ciertas]] o quizás emborrachándote para aliviar el dolor del que se va. La verdad es que todo este asunto de las cartas es extraño porque la vida es incierta; así que en todo caso debes estar feliz de estar viva otro día y que haya un mundo, independientemente de dónde estés [[yep, soy así de dramática todo el tiempo]].

Espero que con quien llegues a compartir este día logre hacerlo tan especial como es para ti y si no lo hace(n)  lo hagas, compra una torta demasiado deliciosa, duerme hasta la hora que quieras, cumple con tus responsabilidades, pero no olvides celebrarte. JAMÁS. Recuerda que tú eres la fuerza que necesitas, que eres una persona resiliente, que te encanta pelear por lo que quieres, que amas hasta que te duele y que estás orgullosa de ti misma siempre (excepto por aquella vez que no besaste a Margarito, I mean!); que puedes equivocarte; que está bien no saber qué se quiere y que puedes parar para disfrutar de las vistas.

No sé qué metas tiene establecidas que se supone que las personas deban haber alcanzado para sus 23, pero tu yo de 22 años espera que hayas terminado Olvida los Colmillos [[Ups, no]] y Pérdida en Caracas [[Ni siquiera lo he comenzado]], que estés haciendo algún deporte/ejercicio [[yeyyy, si]], que estés fuera del país [[si]], que sigas perdiéndote en libros [[si, siempre]] y en la escritura [[lastimosamente, no tanto]], que hables a diario con tu hermana [[no diario, pero bastante seguido]], que los pejes sigan ahí para ti [[más que nunca]], que agradezcas a diario a Dios por las bendiciones que tienes [[si]], que le digas a mamá y papá que los amamos [[si]], que sigas ayudando a las personas que lo necesiten [[si, siempre con una sonrisa]]; be kind, be brave y sobre todo no dejes que la vida te lleve, hay muy poco tiempo y merecemos ser feliz. Y somos felices con lo que tenemos aunque siempre aceptamos más. 

Y si  ninguna de esas cosas está pasando, está bien. Pero necesitas revisar que hay en tu vida. Por cierto, escribe una carta para tu yo de 24 años, tómale una foto a esta y coméntala con Anto. Ah, y disfruta de tu día.

Ambas sabemos que amamos celebrarlo.

Te ama, tu yo de 22 años."


Si, esa soy yo la mañana de mis 23
en una pijama enteriza de conejito.

1 dic. 2016

Me fui - Amo volar.


He intentado explicar esto muchas veces, pero todas y cada una de ellas siento que me quedo corta; es como explicarle un arcoiris a una persona que jamás ha visto colores, el olor de la tierra mojada a alguien que solo ha conocido desiertos y el amor a alguien que no lo ha experimentado. Y, aun si esa persona entendiera todo eso, no significaría lo mismo para él o ella, pues no lo ve a través de tus ojos. Pero puede que entienda el sentimiento si lo compara con lo que más le gusta hacer en todo el mundo, con lo que ama sin importar qué.

Mi lugar favorito en el mundo son los aeropuertos, me parece que están llenos de esperanza, nuevos comienzos y aventuras. El sentimiento que me aborda cuando estoy en un avión es una felicidad tan plena que solo he sentido con muy pocas cosas en mi vida – como cuando me aprobaron mi trabajo de grado con la mayor de las notas, cuando logré hacer un tarte tatin fabuloso o cuando mis padres me dicen que están orgullosos de mí.

Cuando está moviéndose hacia la pista de vuelo, estoy más que ansiosa y veo por la ventana como poco a poco va tomando fuerza – oh, tanta fuerza – y te clava en tu asiento por un momento hasta que de repente estás flotando… Y luego toma fuerza de nuevo y te lleva lejos, a un destino deseado. Siempre me ha parecido sorprendente, poderoso.

El atardecer desde el cielo es otro nivel para los que amamos las puestas de sol; no es tan fabuloso como desde la tierra cuando juega con las nubes, porque estás encima de ellas, pero puedes apreciar la gama de colores de una forma particular, ves los distintos tipos de azules: desde el más oscuro hasta uno que están claro que parece blanco, una fina línea blanca, luego amarillo, naranja y un rojo profundo que se pierde en aquello que no alcanzas a ver.

Pero lo mejor, lo que más amo de los vuelos a Europa, de volar de noche, son las estrellas. Cuando el avión está en su punto más alto, es como si un Dios hubiese dejado caer un inmenso pote de escarcha sobre el cielo, no hay smog, no hay luces. Solo la infinita paz de la noche y los miles de puntos que te miran tan de cerca que por un momento pensarías que puedes estirar la mano a través de la ventana y tomar unas cuantas de recuerdo. Y el avión está oscuro porque apagan las luces para que las personas duerman, y la luna brilla tan fuerte que algunas incluso cierran sus ventanas, pero yo no. Nunca.

Y ahí, en el cielo más oscuro, pero a la vez el más claro; con las estrellas cercanas, pero a la vez tan distantes; con la promesa de un amanecer distinto y el dolor de lo que dejas, me siento infinita.

En paz.

Tranquila.

Porque las cosas son exactamente como deberían ser.


Canción: Chasing the sun - The wanted.


30 nov. 2016

Me fui - Volando alto.

30/08/2016

Y entre tantas cosas, finalmente llegó el día. 

Pendientes: 0
PD: les presento a mi blusito, estará conmigo conquistando nuevas aventuras (gracias a @paoxgs en instagram)

Anoche me llegó un correo de mis Pejes con las palabras más bonitas y dulces, incluso con cartas escritas por uno de ellos desde una semana antes, son lo máximo. Me quedé hasta las tres de la mañana hablando con mi hermana quien se quedó a dormir en mi cuarto [[y me hizo llorar, claro]], al principio lo dudé porque era mi última noche en mi cama, pero al final acepté, me estaría mintiendo al decir que no quería dormir con ella y ya bastante tiempo tendré de dormir sola.

Nuevas reglas
La reacción del que no tiene teléfono












06h30: Mi alarma sonó y le gruñí, mi cama era el mejor paraíso del mundo, pero en un país como Venezuela al que madruga Dios lo ayuda muchísimo, así que salí de la cama mientras mi hermana aun dormía y me bañé, vestí y repasé mil veces la lista mental que tenía. Seguía teniendo la sensación de que algo se me quedaba, quizá fuera mi familia, pero a ellos no los podía embalar. Me cepillé los dientes mientras mi hermana nos decía que una amiga de ella había estado tres horas en una cola en dirección a la capital. Así que terminamos recalculando.

Ya en el carro, tuve un momento pequeño de pánico, creía que algo se había quedado y mis padres se alteraron y todos tuvimos un pequeño momento frenético, pero quedó en nada. Aun estoy pensando en qué pudo ser lo que se me quedó.

08h30 Mientras buscábamos a mi abuela – y me despedía de mi tío – revisamos la autopista por internet y terminamos tomando un camino alterno que resultó de maravillas, solo vimos un punto de control vial y ese ni siquiera se percató en nosotros.

Mi vida en maletas.
10h20 Llegamos al aeropuerto, me pareció increíblemente rápido, pero puede que no haya sido así, iba cantando Artic Monkeys y mi madre ni siquiera chistó cuando los puse – no le gusta nada que suene a rock – papá nos dejó en la puerta y fue a estacionar el carro mientras yo me chequeaba. Decidí envolver la maleta en plástico aunque llevaba candado porque mi papá me había insistido y luego fui al mostrador de TAP, ahí un militar nada agradable empezó a hacerme preguntas de por qué viajaba, cuando regresaba, qué iba a hacer y quién me recibiría, luego llevé el equipaje y me di cuenta que mis pertenencias están reducidas a 35kg (Una maleta grande de 19, una maleta pequeña de 8 y un bolso de 8) y la mitad de ese bolso son papeles.

Cuando la muy amable señorita me dice que estoy lista también agrega que debo entrar de inmediato a inmigración y continuar mi camino a suelo internacional porque es la instrucción de seguridad – al parecer están robando mucho en el aeropuerto – a lo que mi cara fue muy:

Espera, QUÉ?
Quiero decir, mis tías habían pedido permiso en sus trabajos para asistir, mis primas estaban emocionadas por ir a despedirme, incluso una amiga estaba de camino al aeropuerto; pero todos ellos planeaban salir a las 12h, mi vuelo era a las 16h por lo que yo planeaba entrar a las 14h.

No a las 11h.

Ok, no entro en pánico. Le escribo a mi amiga que se apure, le digo a mi madre que le avise a mis tías que no es necesario que vayan. Y me preparo mentalmente porque el tiempo que me quedaba con mi familia ha sido reducido.

Nos tomamos fotos, hablamos poco y compartimos ese pequeño espacio de tiempo con nervios y ansias en el aire. Yo era 100% ansiedad. Mi amiga llegó a eso de las 11h20, saltamos, nos abrazamos y hablamos un poco mientras terminábamos de esperar.

Icónico mosaico en Maiquetía
12h -11h50 actually, pero ya no podía esperar más y me resultaba incómodo postergar lo inevitable- le digo a mis padres que es hora y que hay que aprovechar que no hay cola para entrar a inmigración; nos acercamos y la cola se va en cinco minutos, antes de que pueda evitarlo mi mamá me está dando un abrazo sorprendentemente fuerte, luego mi padre me recuerda todas las instrucciones que me ha dado, me repite dónde está el dinero, el pasaporte y mi boleto; mi abuela me abraza fuerte, mi amiga casi rompe en llanto mientras me desea las mejores cosas. Por último abrazo a mi hermana, que con la voz quebrada me recuerda que nos veremos al otro lado del charco y que me ama. Le digo que la amo, pero la voz no me sale estable. Es lo único que puedo hacer para no llorar.

Le doy mi ticket al señor y me deja pasar, de repente es demasiado para mí. Mi papá me había ayudado con el bolso todo el rato y ahora tengo dieciséis kilos sobre mí, un bolso, dos chaquetas, los pasaportes y el boleto. Soy un desastre, se me cayó todo mientras pasaba por la puerta de seguridad y cuando tomó mis cosas del mostrador tengo un suéter que no es mío, pienso que es de mi abuela y se lo doy al guardia para que se lo entregue. Mis padres no tienen idea de lo que intento decirles mientras hago señas y solo se despiden con la mano.

Wiffey
Fam
PejeRepresentante <3 i="">



Al final, ni siquiera era el suéter de mi abuela, así que continuo con mi travesía, ubico mi puerta de embarque – recomendación de mi padre – y busco la feria de la comida para comer algo – también recomendación de mi padre – pero al final no tengo apetito y me pongo a caminar por las treinta puertas que hay en el aeropuerto de Maiquetía. EL. PEOR. ERROR. DEL. MUNDO.

13h30 Para cuando regreso a mi lugar tenía hambre y me dolía la espalda y los brazos a horrores por el peso, con pesar me dirijo a comer – unas cinco puertas más allá de la mía y de regreso – y cuando le voy a dar un gustoso mordisco a mi sándwich, me llaman por el micrófono. Me congelé. Es la primera vez que hago un viaje internacional sola y las otras veces que he viajado jamás me habían llamado; me estaba haciendo la novela mental de que me habían implantado drogas en la maleta mientras hablaba con la señorita que me decía que la acompañara junto a otros seis pasajeros para una inspección de la maleta. Se me quitó el hambre mientras caminaba ocho puertas y unas escaleras con mi pesado equipaje de mano hasta lo que parece un estacionamiento, allí un militar en un segundo se encarga de destrozar el plástico que le había puesto a mi maleta y las horas de trabajo doblando y enrollando ropa en mi cuarto.

Una vida después – o 20 minutos en tiempo mortal – peleo con mi maleta para que se cierre. Todo está bien. Nadie me plantó drogas y puedo tener hambre otra vez. El militar lo que me preguntó fue porque llevaba tanto chocolate.

14h10 Regreso a mi oh, tan cómodo asiento y me harto de comida mientras espero para que nos llamen a abordar.

16h Desconecté el teléfono corriendo porque empezaron a llamarnos y se me olvidó avisar. Tenía que cargarlo y mi teléfono es casi un pisa papeles por lo que no puede estar prendido y cargar la batería al mismo tiempo. A penas se enciende entra una llamada de mi padre, ya están en el pueblo y aprovecho de contarles que voy abordando. Escribo tan rápido como puedo a todos los chat que veo abiertos mientras peleo con los dos bolsos, la maleta y las dos chaquetas. Pruebo mi fuerza cuando me toca subir al compartimiento del avión el bolso y la maleta desde mi pequeña estatura y lo consigo a la perfección. El vuelo sale sin un minuto de retraso. No consigo un puesto en la ventana y el chico que lo tiene no me lo quiere cambiar, pero no importa, estoy en el cielo.

Cuchitura
Es impresionante la cantidad de personas que me han escrito y han llamado, sus hermosas palabras de aliento, su confianza en que todo me va a salir fabuloso, su apoyo. Siento que no estoy viajando sola, sino con toda una red.

A lo largo del día he sentido como me falta la respiración, es como si de repente todo fuera demasiado y mis pulmones no pueden hacer que el aire circule por ellos, dura unos cinco minutos y se va. No estoy triste, no lloré. Pienso que estoy obnubilada, que aun no creo que es verdad a pesar de estar sentada en un avión a 12192 metros de altura y a cuatro horas y cincuenta minutos de estar en Lisboa. Creo que en cualquier momento me voy a despertar.

Supongo que eso es lo que pasa cuando tus sueños se hacen realidad.

Lista para comerme el mundo.
Canción: Airplanes - B.o.B feat Hayley Williams.

29 nov. 2016

Me fui - último día

29/08/2016

Fin del juego. Click para continuar.


No se preocupen, mi cuarto
quedó ordenado.
Pensaba que hoy iba a ser un día trascendental, quería que así lo fuera. Pero para mi sorpresa, nada que ver: el día amaneció, hizo un calor del demonio, nos comimos las sobras que había en la nevera y más temprano que tarde estaba haciendo mis maletas ?Qué se supone que empacas cuando te mudas al otro lado del mundo? Ya tenía cosas preseleccionadas y no me parecía que llevara mucho, más bien tengo muchas cosas que comprar, pero de alguna manera las maletas se llenaron y me encontré teniendo problemas para cerrarlas.

Empaqué los abrigos que nunca podría usar en Venezuela, mis combinaciones favoritas de ropa, cuatro pares de zapatos y los muchos papeles legales que ya había tramitado, bufandas, gorritos y todo lo que espero que me ayude en el invierno. Aun así, me quedaron dos chaquetas por fuera.

Maleta "de mano"
Esperaba sentir que todo me golpeara, la realidad de dejar a mi familia y todo lo que conozco, pero no, sigo tan calmada y emocionada como el día que me llegó el boleto de avión. Creo que cuando llega un momento que puede cambiar tu vida para siempre, sientes que de alguna manera el mundo debería manifestarse, que todo esté contigo en eso; pero no, seguimos siendo píxeles para el universo. Lo que importa es que para este píxel [[Y para todos los que están a punto de vivir algo grande, aunque sea solo para ellos]] su mundo está a punto de cambiar.

A pesar que todo sea tan impresionantemente normal que casi no puedo creer que ya casi haya llegado el día.

Incluso el último atardecer que vi aquí antes de montarme en un avión a Luxemburgo es completamente apropiado: fabuloso, pero no el más extraordinario.


Canción: Anything but ordinary - Avril Lavigne.

24 oct. 2016

Me fui - Despedidas.

23-27/08
Y comienza la cuenta regresiva...
Soy buena con las despedidas, en lo particular, pienso que es porque soy buena con las palabras, porque creo que va a salir lo mejor de la ocasión y porque me enfoco en lo bueno; simplemente creo que si estás despiendo a alguien lo mínimo que puedes hacer es decirle tus mejores deseos.

Me gustan las que son avisadas, para las que me puedo preparar emocionalmente, pero claro, no todas son así. Sin embargo, así fue como quería que fuera la mía, he sabido que me voy desde hace mucho, pero lo he ido dejando caer a cuenta gotas entre mis amigos y los círculos por donde me muevo poco a poco menos con mi familia de acuerdo al tiempo que creía que necesitaba para que la persona se acostumbrara a la idea de que me iba y para yo compartir al máximo con ellos también, así que he tenido tiempo para ver a todos los que quería menos a mis Pejes, pero ellos viven muy lejos y tener un adiós apropiado. I liked that.

Pero creo que todo se resume a esta última semana, donde he corrido para todos lados intentando no dejar de ver a nadie, de estar en el caos de Caracas y disfrutarlo, porque es diferente esta vez, porque todo es diferente esta vez.

Fui a la Colonia Tovar con mi padre, mi hermana y mi abuela para comprar uno de los regalos para la familia y pasear.
Me llevé a todas mis primitas chiquitas (una de seis años, dos de tres y una de uno) a que se quedaran un día completo en mi casa.
Me quedé horas hablando con un amigo en un mirador de Caracas, a pesar de la lluvia.
Corrí terminando diligencias de un extremo de Caracas a otro.
Fui al cine con un amigo que eso era más o menos lo nuestro, ir al cine, a comer o tomar té en Képen.
Estuve en el no-cumpleaños de una amiga que lo tuvo que celebrar antes, porque muchos de sus amigos tampoco iban a estar.
Ayudé a una amiga a preparar maletas porque se iba antes que yo.
Fui a la playa con tantas personas como pude.
Me encontré con amigos que tenías siglos sin ver.

Y organicé una comida en mi casa con toda mi familia y amigos a pesar que muchos de ellos no pudieron asistir por porblemas técnicos un sábado que comenzó a las siete de la mañana porque uno de mis amigos no podía pasar a la hora del almuerzo, sino mucho antes y luego comenzó a llegar toda la familia y el resto es felicidad. Porque había comida, porque lo que sobrabán eran buenos deseos, porque tenía la mejor pancarta de despedida con cuatro hojas adjuntas para que las personas escribieran (terminaron siendo al menos 20 hojas, porque cada persona tenía mucho que decir) y con sorpresas (como decirle a mi prima que iba a ser la madrina en la boda de su hermano). Pero las actividades de un día nunca han existido realmente en mi familia, así que fue algo más de un fin de semana lleno de historias y felicidad, de palabras bonitas y de aliento, de muchas fotos y de un sentimiento de plenitud que espero que me acompañe por largo rato.

Porque sé que cada persona que estuvo allí, cada persona que sabe de mi partida y las cosas que han dicho sobre ella son sinceras; hay días, como los cumpleaños, que muchas personas se acuerdan de ti y te escriben mil cosas, pero también hay gente que lo hace y tu simplemente puedes ver que es un mensaje estereotipado sin resonancia. Yo me salvé de eso hoy. Quizás sea por ser escritora, pero le doy mucha importancia a las palabras, así que esa pancarta y sus cartas han significado mucho para mí.

Aunque por miedo a mi estabilidad emocional no creo que vaya a leerlas en un momento cercano, se van seguras conmigo al otro lado del océano sin ser leídas.

Puede que al leerse no parezca mucho, pero me llevo cada uno de esos abrazos grabados en la piel para cuando me sienta sola, me llevo sus palabras de aliento para cuando crea que voy a fallar, me llevo su fe en mí para cuando crea que no soy suficiente, me llevo sus lágrimas para que acompañen a las que seguramente derramaré en algún momento, me llevo sus sonrisas y su amor de familia para los días que no pueda pasar con ustedes, me llevo cada cosa que me permite recordar mi escasa memoria humana y la sensación escrita en mi mente de que vivirlo fue mejor.

Me llevo las ganas de volverlos a ver.

Canción: Contigo, Mariana Vega (porque simplemente no cambiaría nada de mi vida, de lo que he aprendido, de lo que me llevo o de las personas que comparten conmigo)


Regalos para mi familia
de acogida
Merienda con mamá y hermana
Detalle de un amigo





Como se preparan mis amigos
para el cambio

Visita a la Colonia
El atardecer que quería ver, donde
lo quería ver

Día deportivo

La sorpresa de mi prima

Invasión de peques

Al cine (de nuevo)

Oxford crew since 2011

No podía irme sin...

Sorpresa <3 i="">

Familia
Gracias.

12 oct. 2016

Me fui - Surreal.

07/08/2016

Hace dos días me llegó el correo más bonito que he leído en mucho tiempo: mi pasaje de avión que oficializaba todo el proceso. La verdad, desde que comencé con esto de ser Au pair me despierto todos los días viendo el correo.

¡Actualiza, actualiza, actualiza!
Porque si de algo se trata esto es de esperar todos los días por un correo de tu asesora, tu familia de acogida o en este caso, un lindo boleto dorado.

Y quizás si me estás leyendo desde un país que no es Venezuela te preguntarás por qué tanta emoción por algo que puedes tramitar en Internet, con una agencia de viajes o las aerolíneas; pero acá la cosa es un tanto más complicada porque la afluencia de viajes, los costos, la cantidad de personas que viajan y las aerolíneas hacen que todo sea una odisea.

He estado pensando en el boleto de avión desde aquel día lejano de abril/2015 cuando firmé el contrato, pero:
A) Estaba siendo ansiosa.
B) no tenía familia de acogida, ergo, no tenía fecha de ida.
C) Estaba siendo ansiosa.

Así que lo dejé ir hasta que por fin conocí a mi fabulosa familia de acogida y pudimos acordar una fecha, pero no era solo eso, ya que el contrato tenía que estar listo, firmado por ambas partes y de preferencia una carta del Ministerio de la Juventud donde decían que era bienvenida y que todo el papeleo estaba en orden. Lo cual me dejó buscando pasaje a principios de julio para finales de agosto.

Intenté con agencias de viajes, las cuales querían cobrar en una moneda que no es la que se maneja en Venezuela (cobraban en dólares y acá se usan Bolívares)

Intenté con buscadores en línea, pero por ser tan poco tiempo los precios eran un poco fuera de mi rango eran absurdos.

Sin embargo, también manejé una opción que me había recomendado una amiga: la Organización Internacional para las Migraciones ellos son unas personas que te ayudan con diferentes cosas de tu proceso migratorio, incluyendo la búsqueda de pasajes, que fue a la que yo apliqué.

Es bastante sencillo, mandas un correo explicándoles cual es tu caso (si te vas por estudios, trabajo, etc...) y ellos te dicen si aplicas al programa o no, eso sí, responden en siete días hábiles... A mí me pareció que fue una manera segura de encontrar pasajes para las fechas que requieres (ellos te piden un estimado de para cuando deberías estar a-dónde-sea-que-vayas), te llevan específicamente al destino y el cobro lo realizan en la moneda de tu país (en el caso de Venezuela lo calculan a dólar Dicom)

Lo único malo es que te responden tres semanas antes de la fecha que colocaste en la solicitud y te dan dos días para realizar el pago o pierdes la reservación (así que debes tener el dinero disponible o encontrarlo realmente rápido)

¿Cómo me sentí después de por fin tener mi pase dorado a todo esto que he planeado?

Como si fuera mentira, aun creo que un día voy a despertar y la pizarra que está junto a mi cama no me dirá que me quedan 23 días para que me monte en un avión hacia una tierra desconocida, que un día visitaré a mi familia y no me mirarán con caras tristes y lágrimas, que mis amigos dejarán de preguntarme cuándo me voy o cuándo nos vemos para despedirnos.

Esto pasó de ser agridulce a ser surreal.

Pero creo que lo peor son las lágrimas. Sé que todos están felices por el camino que elegí, pero me he topado con mis tías llorando al saber mi fecha de ida, mi abuela y mi mamá con nudos en la garganta, mis amigos no queriendo abrir la imagen que les mandé porque saben que solo confirmará un día. Y es difícil, porque quiero ser fuerte y no llorar cuando los veo y los oigo así, cuando veo que por más que la decisión sea mía afecte a otras personas de tal manera.

También ahora veo todo como desde afuera, intento saborearlo hasta el final, quiero que mis primitas jueguen con mis lentes y me pidan que las persiga por toda la casa, quiero que mi abuela me cuente de cómo le fue en su día, quiero que mi papá me de un beso todas las mañanas antes de irse a trabajar y que mi mamá me siga recibiendo los abrazos con amor aunque sean excesivos por días. Porque ahora cada vez que hago alguna de esas cosas me pregunto por cuánto tiempo no podré hacerlo de nuevo.

Supongo que ese pedazo de papel que fui a sellar hoy a la agencia significa que todo esto es real.

Y eso da miedo. Pero es muy emocionante. Tan emocionante que no puedo retener la alegría dentro de mí y a pesar del dolor por la separación de los que amo, el miedo y la incertidumbre; la emoción sigue allí, superándolo todo. Porque es el miedo del que emprende una nueva aventura.

Señora de la agencia de viajes: Solo ida, ¿Eh?
Yo: ¿Cuántos con retorno le han pedido últimamente?

Canción: Cups - Anna Kendrick


PD: Ah, sí. El itinerario de viaje: CCS-Lisboa, Lisboa-Luxemburgo.
PD2: Otros aeropuertos para conocer, yey!

Me fui - Preparativos varios.

Julio/2016

Y no puede  ser una fecha más específica porque este post contiene varios temas. Porque eso de planear mudarte a otro país es un poco más complicado de lo que pensé. Para los que me conocen, me han leído o han hablado con alguien que me conozca, saben que soy una persona muy organizada, es por eso que al principio de mi aventura hice un documento de Excel he encontrado una pasión por el programa que mis profesores de Estadística estarían orgullosos con más o menos todas las cosas que necesitaría y anotando todo para que no se me olvidara nada.

Como me ven algunos o todos de mis amigos.

Ese documento salió de buscar muchos blogs de au pairs, ver sus experiencias, sus recomendaciones y las cosas que le habían pasado para estar preparada. Los blogs que leí fueron:

http://aupairensanfrancisco.blogspot.com/
http://seraupairynomorirenelintento.blogspot.com/
http://nuevaupairenfrancia.blogspot.com/
http://entierrasajenas.blogspot.com/p/au-pairs-blogs.html
http://vidaaupair93.blogspot.com.es/
http://aupairalrescate.blogspot.com/
https://www.youtube.com/user/RomainMenu04/videos
http://aupairalotrolaodelcharco.blogspot.com/
http://apagayvamonosdeaupair.blogspot.com.es/
http://silviaggata.blogspot.com/
http://amonsteraroundtheworld.blogspot.de/
http://mdescubriendoelmundo.blogspot.de/
http://theampelfrauadventures.blogspot.com.es/
http://spanishaupairincork.blogspot.com.es/

En ellos hay info sobre las experiencias negativas y positivas, las entrevistas y todas esas cosas. Como una que no se le ocurrió preguntar si había calefacción en su cuarto porque Es Europa, hay calefacción en todos lados y al llegar se estaba congelando porque, efectivamente, NO había; otra que le dijeron que le darían un teléfono y ella se confió que sería uno inteligente y resultó ser uno muy básico; otra que no acordó los pagos del curso y terminó ella cubriéndolo todo. Y miles de historias más.

Mi super documento también tiene una sección con todas las preguntas con las que me preparé para la entrevista de idioma (en español y francés) y preguntas para las familias (también en español y francés) que después d leer tantos blogs, terminé con una enorme lista de 63 preguntas, una hoja comparativa entre las dos familias con las que me entrevisté, una hoja con actividades para los infantes, una sección con frases motivacionales que eso de irte al otro lado del mundo a veces hace flaquear y una hoja con una gran lista de pendientes. Para mí la parte más importante de ese archivo son las preguntas y que realmente pude hacerlas todas, muchas chicas se quejan por no haber preguntado algo y luego llegar y llevarse una gran sorpresa, en mi caso yo pregunté en las entrevistas por Skype y luego muchas de ellas las pedí por escrito en el correo solo por si acaso no había entendido.

Para los que creen que después de que tienes familia estás listo, pues no es así. Primero que nada es importante que tengas contacto con la familia, yo le mandaba un correo semanal a la mía diciendo cómo iba con mis trámites, cómo estaba y preguntaba por qué estaban haciendo ellos; usualmente me mandaban fotos y me mantenían al tanto de cómo iban los trámites que ellos necesitan hacer también (tienen un Ministerio en Luxemburgo que se encarga de las au pairs y todo, incluso van a la casa y revisan que las instalaciones sean adecuadas!) También hay una que otra llamada por Skype para hablar con las niñas. Ellos me enviaron la información del curso, me registraron e hicieron el pago para que yo tomara la prueba en línea y solo me quede la entrevista para decidir el nivel (sentía que estaba aplicando para un trabajo más que para entrar a un curso)

Con casi todos los trámites listos, una amplía búsqueda sobre qué hacer en Luxemburgo y la familia esperándome en allá, casi no me he dado cuenta que no tengo pasaje de avión y que se me está acabando el tiempo para compartir con mi familia, hacer maletas y las despedidas.

¿En serio ya estamos en la recta final?

PD: Si alguien quiere el documento, solo deje un comentario si es que hay alguien.

Canción: Daylight, Maroon 5.

3 oct. 2016

Me fui - La familia.

28/06/2016

Tengofamiliatengofamiliatengofamiliatengofamiliatengofamiliatengofamiliatengofamiliatengofamilia

TENGO FAMILIA!!!!!!!!!!

Hoy, después de casi un mes desesperación, puedo decirles que tengo una familia de acogida. Pero comencemos por el principio, que el cuento es divertido ahora que veo su final.

Como recordarán, el 04/06 tuve mi fabulosa entrevista de idioma pero me tomé demasiado literales las palabras de mi asesora y ese mismo lunes (06/06) esperaba correos. Correos que no llegaron, claro. El 11/06 (una semana después, ejem) le mandé un correo a mi asesora que decía más o menos: ¿ESTÁS SEGURA QUE ESTO FUNCIONA? PORQUE MI PERFIL ES FABULOSO Y NADIE ME HA ESCRITO, a lo que ella me respondió: lo siento, la persona de la agencia en Francia dedicada a subir los perfiles está de vacaciones, regresa mañana y tu perfil será publicado el día siguiente.

Genial. Una semana de gastar mi plan de datos del teléfono para revisar el correo tirada a la basura.

Cabe destacar que la semana siguiente fue exactamente lo mismo. Hasta que el día que dije que iba a dejar de actuar como una neurótica (y hablo que me despertaba de madrugada a revisar el correo o mientras comía o mientras pensaba que era un buen momento al otro lado del mundo para enviar un correo) finalmente llegó. Mi anhelada carta a Hogwarts.

Bueno, no esa, pero el 17/06 por la tarde me llegaron dos correos de mi asesora correspondientes a familias interesadas en mí. Yo estaba a punto de salir a comer con mi papá y hermana, cuando por no dejar revisé el correo y voilà.

La primera familia era de Francia, un padre divorciado con dos niñas de siete y nueve años a las que tenía que llevar y buscar en el colegio, ayudar con las tareas de la casa, cubrir la mitad de los gastos del carro, pagar mi línea telefónica y mi curso de francés, pago mínimo (320€)

Primera impresión (solo con el correo): Puntos positivos: el señor es psicólogo infantil, tendría mi cuarto y baño privado, las niñas son grandes y entienden más, yo sería la cuarta au pair. Puntos negativos: Ugh. No me gustaba que fuera un padre divorciado, que tuviese que hacer todas las tareas de la casa y cubrir mis gastos con un pago mínimo.

Pero como la agencia nos indica que aunque no nos guste la familia tenemos que entrevistarnos con ellas (así las otras agencias ven interés de nuestra parte) respondí el correo y arreglé una llamada telefónica para el siguiente día.

Segunda impresión: creo que no hay nada peor que una llamada que viene desde el otro lado del planeta y que te hablen en otro idioma cuando te estás muriendo de los nervios. Cuando contesté el teléfono (al segundo intento porque el primero no se escuchaba) no entendía ni pío de lo que me decía. Por suerte, tenía mi súper piscina de preguntas listas (aunque muchas veces no entendía bien la respuesta); fue algo traumática esa llamada, sentía que el señor solo me repetía lo que estaba en su perfil (la agencia te lo envía cuando la familia se interesa en ti) y ni siquiera me hizo preguntas, yo mantuve esa conversación. Fue horrible. La única información adicional que obtuve es que las niñas estaban una semana si y la otra no porque iban con su mama, lo cual se me hizo bastante extraño.

Al día siguiente le mandé una serie de preguntas para terminar de descartar que no quería esta con esa familia y al ver sus respuestas tenía razón. Le mandé un correo agradeciendo el interés pero agregando que no eran lo que yo estaba buscando. Al final ni me respondió.

La segunda familia era de Luxemburgo, un matrimonio francés de un hombre y una mujer con dos niñas de tres y un año y medio respectivamente que viven en una casa a las afueras de la ciudad. Mis tareas serían llevar y buscar a las niñas a la guardería, jugar con ellas, meterlas a la cama las noches de babysitting, bañarlas y cambiarle los pañales a la más pequeña. Ofrecían la ventaja de pagar el curso de francés, los gastos del carro y la línea telefónica; además de llevarme con ellos en sus vacaciones. Incluían una carta donde estaba el perfil de la persona que buscaban (que amara a los niños, jugar fuera de la casa, nadar, conocer gente, fuera dinámico y activo).

Primera impresión: ¿Dónde rayos queda Luxemburgo? (incluso le mandé un correo a mi asesora preguntando si podía ir allí) ¿Hablan francés? Más allá de eso me encantó la descripción que hicieron en el perfil, las fotos que eligieron y su especificación de las tareas (mandaron un cuadro dividido con horarios establecidos y la pequeña TOC que vive en mí los amó), todos los beneficios que ofrecían y la carta. Puntos negativos: ¿Luxemburgo?¿Con qué se come eso? Las niñas son muy pequeñas, me exigían un francés avanzado y manejar (detesto manejar). Igual les mandé un correo explicándoles que mi francés no era muy bueno, pero que me encantaría tener una entrevista con ellos, a lo que la señora me respondió que no había problema con el francés y que podíamos tener la entrevista en ingles si así lo prefería, me mandó una sugerencia de fechas y horas para hacerla por Skype. 

Segunda impresión: quizás algo peor que una llamada que viene del otro lado del planeta es depender del internet lentisimo de tu país para tener una llamada decente en Skype. Fue totalmente diferente a la primera, claro que yo estaba mucho menos nerviosa porque era en inglés (intentamos en francés pero ellos dijeron que no se escuchaba claro, nunca sabré si es que no me entendían ni pa-pa), la entrevista fluyó como una conversación, ellos tenían sus preguntas y yo las mías. Resulta que no tenía que manejar, que la guardería queda a diez minutos caminando y que puedo tomar el bus y estar en la capital en quince minutos, tendría cuarto y baño privado. Yo pensaba que me llevarían solo a las vacaciones principales, pero me comentaron de otros viajes en los que también estaba incluída y eso me emocionó.

Fue fabuloso, acordamos otra entrevista (26/06) para que conociera a las niñas la siguiente semana y esa fue aún mejor (aunque estaba mucho más nerviosa), quiero decir, ¿Qué le preguntas a una niña de tres años para caerle bien? Al final solo me respondió la de su color favorito, luego se puso a bailar y a jugar, y la pequeña se rió un montón (Aun no habla).

Al día siguiente (27/06) le envié otro montón de preguntas, incluyendo la final si yo sería su fille au pair, a lo cual respondieron que sí estaba de acuerdo con todas sus respuestas, sí. 


La verdad es que me tenían enamorada desde que me incluyeron en sus viajes. Nada dice amor como que te lleven de viaje.

Así que les presento a mi familia de accueil (FdA): B (Papá de acogida: PdA), C (Mamá de acogida: MdA), V (3años), C (1.5años) y Bud (el gato) quienes viven en Luxemburgo y esperan por mi llegada.

PD: hice mi tabla de comparaciones entre las dos familias y con creces la familia dos superaba a la primera, por lo que el cambio de destino es recompensado con todos los otros beneficios. Incluso le envié un correo a una chica que había estado de au pair en Lux (ella me recomendó que para comenzar con el idioma no era lo adecuado) pero insisto en que me enamoré de esa familia.

PD2: mi mamá dice que yo estaba harta de esperar. Y puede que tenga razón, pero eso no borra el hecho de que sean una gran familia.

Canción: I'm walking on sunshine de Katrina & The waves.


23 sept. 2016

Me fui - Lo que gano.

12/06/2016

Más bien lo que pienso que voy a ganar, porque de eso es lo que se trata esto: la oportunidad, la posibilidad. Así que esto es lo que espero de este año:


Crecimiento e independencia: si, casi como una planta. Creo que este año me servirá para dar mis primeros pasos como un adulto independiente. Si bien no llevaré una casa por mi cuenta, si será la primera vez que pueda hacer algo real con mi sueldo, administrarme, estar pendiente de mí y todas esas cosas que iré descubriendo.

Manejo de otro idioma: pues claro, es el punto central de todo esto. En la gran sociedad competitiva que tenemos hoy en día eso nunca está de más. Y yo adoro el francés, así que esto es la excusa perfecta para mejorar mucho mi francés machucado.

Viajar: me encanta viajar, todo aquel que haya cruzado dos palabras conmigo lo sabe. O incluso si nunca ha hablado conmigo pero ha revisado un poco el blog. En Europa siempre está la posibilidad de tomar un tren y terminar en un país diferente con el paso de unas pocas horas. Y mi meta es conocer lo más que pueda ese continente fabuloso.

Fortaleza: de espíritu, de relaciones, de todo (supongo)

Experiencia: en la vida, nada más y nada menos.

El cumpliendo de un sueño: para qué les digo que no, si siempre he soñado con vivir en Europa al menos por un año, disfrutar y vivir otra cultura, conocer gente que probable mente no vea más nunca, salir en bicicleta,comer croissants y no entender la mitad de lo que me dicen.

Si lo leo así, parece que es mucho más lo que pierdo que lo que gano, pero creo que todo se compensa. Al final de esta aventura podré regresar a los brazos amables de mi familia y compartir las cosas que he vivido yo sin ellos y ellos sin mí, seremos personas totalmente diferentes pero que de una u otra forma siguen siendo los mismos...

La canción de hoy: Color esperanza, de Diego Torres.


14 sept. 2016

Me fui - Lo que pierdo.

05/06/2016

Ayer me hice la valiente, porque eso de llorar por algo que se quiere pero por lo que se sufre es un tanto complicado de explicar sin que la que es psicóloga parezca estar en total pérdida de sus capacidades. 

Porque para todos los que crean que esto se me ha hecho fácil ya que es algo que he querido desde hace mucho tiempo, para lo que me he preparado y que he planificado; pues no lo es. En lo más mínimo.

Vengo de una familia que se reúne para todo: bautizos, comuniones, cumpleaños, cuando alguien pierde un diente… Me he criado con mis abuelos, tíos y primos a la vuelta de la esquina, con máximo hora y media de distancia si se me antoja ver a cualquiera de ellos; para que dentro de tres meses no tenga más esa oportunidad. Por un año como mínimo. Porque estoy clarísima en qué es lo que voy a perder cuando me vaya:

No más abrazos fuertes de mis padres los domingos cuando me despidan para ir a Caracas.
No más chistes malos de mi hermana y mi padre.
No más gritos de mi madre para decirme que le baje a la música.
No más comidas riquisisisisisisimas y sin ningún motivo especial preparadas por mi padre, solo porque es X día.
No más apuchurros a mi mami.
No más peleas con mi hermana porque dejó el baño desordenado, o se midió la mitad de mi closet y lo dejó sobre mi cama. No más arroparla, despejarle la cama, prenderle el aire, darle los retenedores y besarla de buenas noches.
No más cerrar la casa y amarrar a la perra mientras todos duermen y tener una sensación de plenitud en el pecho porque en ese momento todos estamos seguros.
No más empanadas de mi tía.
No más domingos donde mi abuela para ver a mis primitas y jugar al escondite con ellas para que me griten dónde están si les pregunto.
No más conversaciones adolescentosas con mis primas. Ni conversaciones de fútbol y la superioridad del Real Madrid sobre el Barcelona con mis primos.
No más escuchar a mi abuelo diciendo que me cuide los dientes y que vea bien la familia del hombre con el que me voy a casar.
Ni que mi abuela me compre los cambures manzanos que tanto me gustan. Ni que pueda abrazarla e intentar besarla en el cuello porque eso le hace cosquillas.
No más parrillas en familia que duran todo el fin de semana y luego recoger con mi mamá.
No más conversaciones existenciales con mi hermana justo antes de dormir y que espantan el sueño.
No más despertarme tarde un sábado con las risas de mis tías en la cocina, donde seguro estarán desayunando arepas con caraotas y queso.
No más escapadas a cafés con mis amigas. Ni más ir a los chinos con mis amigos.
Ni viajes espontáneos a la playa. O a la Colonia Tovar. Ni que me digan que esté lista en diez minutos que ya van a buscarme.
No más cantar a la par con mi hermana mientras alguna friega los platos o salimos juntas de la residencia o solo porque sí. Ni buscar las letras de canciones nuevas y cantarlas sin saberlas.
No más notar los pequeños cambios en mis primitos, ni verlos crecer, ni estar ahí para ellos.
No más molestarme porque mi hermana se salga con la suya y yo termine haciendo todo lo que diga mi mamá porque si yo no lo hago lo hará ella.
No más arrastrarme hasta la cama de mi papá mientras ve la Formula 1 para escucharla.
Ni acompañar a misa a mi mamá.
No más acompañar a mi tía y hablar con ella mientras vamos a Caracas.
Ni decirle de nuevos avances de la tecnología en medicina a mi prima. Ni intentar enseñar a leer a la más pequeña.
No más estar ahí y no perderme un montón de cosas.
No más irme a dormir a mi cama, con la almohada que yo nombré, esa que representa todas las veces que mi hermana se quedó dormida sobre ella o las veces que mi mamá se instaló en mi cuarto, y que me acompañó a tantos lugares. Porque dejo la casa donde siempre seré una niña.

Y las niñas grandes no pueden llevar almohadas consigo.

Porque hoy me vale mierda el Skype y todos los avances tecnológicos con los que tendré que conformarme en tres meses.

Porque dejo toda una vida y eso duele, joder.

Canción: Butterfly fly away - Miley Cyrus.


12 sept. 2016

Me fui - Agridulce.

04/06/2016

Hoy ha sido un día dulce-agri (conste que yo sé que es agridulce, pero ese no fue el orden en que ocurrieron las cosas), me desperté después de soñar que perdía la voz, lo cual es bastante cónsono porque tenía programada mi entrevista de idioma (recordemos los pasos para ser Au Pair: documentos, entrevista de idioma, selección de familia). Claro que lo primero que hice fue hablar frente al espejo y verificar que mis cuerdas vocales estuvieran en el mismo lugar donde las dejé anoche e igual de funcionales; luego me encargué de desayunar y deambular por la casa hecha un manojo de nervios mientras intentaba repasar los ménagères (tareas de la casa) y revisaba que recordara mi contraseña de Skype.

Y claro, abrí la aplicación de llamadas una hora antes de lo acordado. Y observé como una acosadora que mi asesora ya estaba allí.

Pero como nadie quiere parecer una loca nerviosa y llegar muy temprano también cuenta como ser impuntual, sobreviví la hora viendo Friends (observando la computadora cada cinco segundos para ver que mi asesora estuviese allí) Hasta que diez minutos antes no me aguanté y le escribí en español, pero ella me contestó en francés y bueno, si hubiese sido una indirecta más grande me saca un ojo.

Después de una hora de sonrisas nerviosas, unos cuantos Vous-pouvez répéter ça? - ¿Puede repetir eso? – estructurar en mi mente oraciones que supiese cómo decir y rezar porque la conexión de internet no hiciera una de las suyas, mi asesora dice que podemos hablar en español: me felicita por mi francés, me dice las cosas en que me equivoqué/debo corregir y me dice que he aprobado y que tengo en mi correo el certificado de la segunda fácil, que a partir del lunes un par de agencias francesas manejarán mi perfil y que esté atenta a mi correo por cualquier solicitud.

Obviamente salí corriendo a proclamarle al mundo que puedo unir dos palabras en francés para hacer una frase que se entienda. Abrazo a mi madre, mi tía que estaba en casa me dice que ella no sabía por qué yo estaba nerviosa, si ella tenía plena fe en mí para superar con creces ese obstáculo (claro que mi tía no se imagina lo difícil que es conjugar verbos en francés y ordenar las frases según la estructura que corresponda) y les cuento todo detalladamente con mi hermana y padre presente. Así como les digo a mis pejes y le insisto a Rosa, mi super profe de francés, que haga acto de presencia, aunque ella también estaba convencida que lo haría bien.

También hago mi respectiva proclama por los grupos de Whatsapp que tengo con el resto de mi familia, a lo que llega este mensaje de un primo que vive en España desde hace dos años:


Y pues nada. Un nudo en el estómago del tamaño del Salto Ángel. Se me borra la sonrisa mientras intento pensar en qué responder y espanto la sustancia líquida que intenta salir de mis ojos. Cuando me he calmado salgo para ya-ni-recuerdo-qué y veo a mi tía y a mi madre secándose las lágrimas de lo que pareció una buena llorantina.

Y ya no sonreí más el resto del día (de hecho, tenía el llanto fácil y tenía que cambiar mi tren de pensamiento cada tres por dos). Porque yey-que-felicidad-tener-un-paso-afuera, pero como duele recordar que es un-paso-afuera-de-todos-los-que-amas. Porque esta es la peor montaña rusa emocional que me ha tocado vivir.

Y que si bien una es la que se va, también sufren los que se quedan.

Cancion: Je vole - Michel Sardou (interpretado por Louane)


10 sept. 2016

Me fui - Indecisiones varias.

01/06/2016

Acabo de terminar un libro depresivo y, como no, ¿Qué otro remedio que escribir? El libro en cuestión se llama Me before you o Yo antes de ti de Jojo Moyes, la película ya se debe haber estrenado o si quieren el libro en digital me dicen y se los mando por correo electrónico. Para darles un poco de contexto – aunque ya he puesto la reseña en el link de arriba – trata sobre un hombre de 35 años que tiene todo lo que puede querer… Hasta que un accidente lo deja cuadripléjico; y una chica de 27 años conforme con su vida en una pequeña ciudad. * SPOILER ALERT* Sus caminos se cruzan y la chica se entera que el chico planea poner fin a su vida en seis meses, en los cuales ella hace lo posible para que él cambie de opinión. A pesar de toda la trama no-romántica y de sufrimiento-depresivo me parece genial la evolución de los personajes.

Pero no vine a hablar de eso. Cierto.

Siempre he sido una persona muy organizada, si le preguntas a mis amigos incluso te podrían decir que soy una nazi maniática del control, suelo encargarme desde dividir las cuentas cuando comemos todos fuera – ¿He mencionado alguna vez que soy buena para las matemáticas? – hasta desarrollar planes muy estructurados, calendarios con códigos de color e infinidades de listas. También soy impresionantemente activa y me gusta hacer mil cosas a la vez, encargarme de todo y hacer que el tiempo rinda. Una vez en la Universidad me preguntaron si tenía un giratiempo porque tenía clases de nueve a nueve, estaba de becaria, tenía actividades extras y veía clases de francés. Pero siempre he dicho que si te sabes organizar puedes hacerlo todo.

Pero ese tampoco es el tema en concreto Efecto random post-libro

La verdad es que tenía mi vida planeada hasta el día que saliera de la gloriosa Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela con mi diploma; incluso en el último año de la carrera, cuando me preguntaban que iba a hacer después, contaba entre risas que hasta ahí llegaba mi plan. Conforme inicié el último semestre caí en cuenta que eso en realidad estaba pasando, que me quedaban menos de siete meses para recibir mi título y que no tenía ni idea de qué iba a hacer a continuación.

Por más que uno quiera el tiempo no se detiene a esperarte ni un segundo.

No recuerdo un día que no haya querido irme de Venezuela, tengo tanto tiempo sin hacerlo que es como si siempre hubiese sido así y sabía que quería hacerlo con un título debajo del brazo, para tener más bases cubiertas, así que el post tampoco es sobre alguna duda de irme.

Es sobre dos cosas: inactividad y lo que voy a hacer. Y la mayoría de las cosas que voy a explicar tienen un estúpido contenido social que nos marca y aun yo, que sé claramente y soy capaz de reconocerlo, no puedo escapar de ello. Lo cual me molesta, por supuesto; pero nada se puede hacer.

Comencemos por la inactividad y lo que se relaciona con el libro, pues es que desde septiembre – ya no tenía clases – no siento que haya hecho nada de relevancia. Bueno, no en comparación con antes (básicamente he andado entre empleos, papeleo, francés e intentando atesorar tantos momentos con familia y amigos como puedo). Siempre me lo planteé como un “descanso” de la vida ajetreada que llevaba, a lo que mi miniyo respondía PERO NOSOTRAS AMAMOS ESA VIDA y yo la ignoraba. Este año he tenido demasiado tiempo para mí, lo cual ha sido genial por un lado porque he llegado a pensar en miles de cosas que por siempre estar ocupada no se me habrían ocurrido, he establecido unos estándares sobre las cosas que quiero y las que no quiero en mi vida; pero también ha sido un tiempo donde me he sentido como la peor vaga del mundo, parásito (a pesar que trabajo, eso no alcanza ni para dar un bolívar a mi casa), con sueño eterno (las siestas están de vuelta) y el rollito en la panza que hace un año aparecía y desaparecía se ha quedado y ha aumentado su tamaño. Considerablemente.

Quizás fue por leer un libro sobre un cuadripléjico o sobre una chica que no hacía nada más que estar en casa y trabajar, pero que terrible me he sentido, tanto tiempo mal invertido o no aprovechado al máximo como debería… Pero no sería yo si no fuera una dualidad andante que a la vez está en paz con eso, ya acepté que puse un STOP innecesario en mi vida y que no se puede llorar sobre leche derramada, solo espero haber aprendido lo suficiente de ello y que no ocurra de nuevo esta parte también dice que obviamente no fue tiempo mal invertido y que no hice nada, solo que no hice todo lo que podría haber hecho.

Lo que me lleva a lo que voy a hacer, por un año nada más y nada menos. ¿Irme a cuidar niños cuando tengo una profesión?


Pues bueno, siempre me digo que por algo se debe comenzar, que es un empleo/casa/comida seguro, que me servirá para estudiar el idioma y ver si el país como tal me gusta ¿A caso no podía encontrar un trabajo acorde a la psicología? Quizás, aunque uno tiene que sentar bases y una experiencia en el país me puede abrir más puertas que si no la tuviera (? Al menos eso espero.

Y queda la parte social. Claro que la cara de algunos amigos cuando les dije lo que iba a hacer fue de alarma total ¿Es que no planeas ejercer? ¿Sin experiencia en tu propio país? ¿Estás segura que justo después de graduada quieres hacer eso? Y un sinfín que suponía me haría pensar; pero yo estaba bien clara que quería salir y esa era la opción más lógica para mí. No fue hasta meses después que me di cuenta que si me había afectado la parte de las expectativas sociales que tenían sobre mí. Como cuando trabajé con una empresa del gobierno y la gente me miraba raro porque no sabían cómo había terminado ahí. O cuando estaba trabajando medio tiempo y al comentarlo la gente seguía esperando que siguiera diciendo que cosas estaba haciendo, al principio agregaba rápidamente que estaba estudiando francés por las tardes (aunque no todas, pero no aclaraba eso) porque sentía la presión de tener que estar haciendo algo más, como si lo otro no fuera suficiente, como si tuviese que justificar que estoy haciendo algo.

Y pues obvio que no. Para nada. Pero la presión es una cosa impresionante.

El punto es que me he dado mil veces la charla frente al espejo donde me digo que todo trabajo con el que te sientas cómoda, feliz, te alcance para las cuentas y que deje tu dignidad intacta es un buen trabajo (como mi trabajo a medio tiempo, que me hacía increíblemente feliz) y la verdad es que me encanta porque me conforta muchísimo hasta que tengo que repetirla por alguna situación y termino quejándome de la tonta sociedad.

En fin. 

Esto ha sido un montón de ideas aleatorias post-libro que me han dejado la cabeza loca. Los dejo con una frase que me animó después de deprimirme a horrores durante 200 páginas

“Te vas a sentir incómoda en tu nuevo mundo durante un tiempo. Siempre es extraño vernos fuera del lugar donde estábamos cómodos. Pero espero que también te sientas un poco dichosa (…) Hay anhelo en ti. Audacia (…) Te estoy pidiendo que vivas con osadía. Que seas exigente contigo misma. Que no te conformes.“ William Traynor, Yo antes de ti (Jojo Moyes)

A sí que si me disculpan, voy a hacerle caso a un personaje ficticio :)

PD: Todo esto fue producto de la ansiedad ¡Que bien se me dio escribirlo y soltar!

PD2: Siempre se va a temer a lo que se desconoce, por eso: salta. Y si tienes miedo, salta igual (No recuerdo dónde lo leí o si es un proverbio Chino/Japonés/Danés)

La canción del post: I hope you dance - Lee Ann Womack


5 sept. 2016

Me fui - Papeleo.

Lale, no ordenaste tu papeleo anoche.
Only I did. Si, hoy 28/05/2016 oficialmente tengo mi papeleo listo, de hecho, acabo de llegar de la casa de la traductora porque me llamó para entregarme el último. Y no tienen idea de mi nivel de felicidad Además que ayer el Madrid ganó la Undécima Champions League.

Así que lo siento, 001, pero no me puedes regañar.

Si te vas a ir del país, antes necesitas tramitar miles de documentos legales. Si vas a trabajar con niños en otro país... Bueno, la lista es bastante larga.

Cuando mi asesora del programa me envió un correo con todos los requisitos, yo dije: Nada, esto es pan comido. Solo los necesitan apostillados.

Gran error.

Al momento ignoré el correo y dije que me pondría con ello después de mi graduación porque no me iba a ir sin esos papeles y ¿Para que tramitarlos por separado si puedo hacerlo todos juntos? Sin embargo, me plantee como fecha de entrega a la agencia el 31/03/2016, un mes antes de cumplir un año de firmar el contrato porque ¿Qué iba a ser tan difícil?

Segundo gran error.

Siempre quise hacer mis trámites yo porque me parece la peor de las estafas pagar un gestor y que eso no contribuye a que los Ministerios y demás organismos funcionen con naturalidad. Así que me gradué a finales de noviembre y fui feliz hasta que me centré y quise comenzar con esto. Resulta que no es solo apostillar, como yo pensaba, antes tienes que tramitar el documento (en algunos casos especificar si es para irse al extranjero), legalizar y apostillar. Y no todo se hace siempre en el mismo lugar. Y jamás con la misma cita.

Por lo que registro el titulo, pan comido, me lo dieron en tres días (10Dic). Luego ingreso al sistema para pedir una cita en el Ministerio de Educación Superior y espero como un corderito a que me llegue. Mientras, voy a la Universidad a solicitar (no autenticar) mis papeles (acta, notas, pensum, etc.) pero claro que están de paro la mitad del tiempo y cuando al fin hago la solicitud y todos los pagos, me dicen que estarán listos más o menos para febrero. Pensamiento: Joder ¿Será que cancelo la cita en el Ministerio? Mejor espero a que me llegue y veo si me da tiempo.

Mientras eso se gestaba, me encargué de los documentos civiles e hice la primera cita de la apostilla para la última semana de diciembre. Claro que después la cancelé porque no tenía ningún documento listo. Para hacerles el cuento más corto, hice nueve citas en total de las cuales tres concluyeron con documentos realmente apostillados (y este es el trámite más corto, te los dan al día siguiente en la mayoría de los registros) En diciembre todo colapsó así que terminé comenzando en enero.

Documentos civiles: Una semana para solicitarlos, una semana para legalizarlos.

Documentos escolares: Un mes para legalizarlos.

Documentos universitarios: Realmente me los entregaron la última semana de febrero (a pesar que fui todas las semanas del mes a ver si estaban listos) y luego los entregué la primera semana de marzo para que los autenticaran (firma de la máxima autoridad, es decir, la rectora) que es un trámite horrible porque solo dan 50 números y yo llegué a las 06h20 y fui la 37. Allí son 40 días hábiles (que en tiempos de la UCV, es una eternidad). Ah, la cita del Ministerio ¿Recuerdan que la había pedido en noviembre? Pues me la asignaron en febrero. Para ABRIL. Así que recé mucho para que los tiempos me dieran, que me entregaran los papeles autenticados y no perder la cita porque sino me iba a ir el año de la pera. Fui cuatro días antes de que mi cita en el Ministerio y, gracias a Dios, estaban más que listos; según la firma que tienen desde el 16 de marzo. Pues obvio que casi mato a los pobres muchachos que me atendieron por todo el estrés y ansiedad que pasé.

Pero mientras eso se gestaba, me tocó la primera cita de apostilla (documentos escolares y civiles) que era en el registro de Maracay y fue la cosa más genial del mundo. Fui con mi mamá y a las 7.30 ya estábamos allá, con diez personas por delante. El registro lo abrieron puntual, todo estaba muy organizado y a las 8.30 ya estábamos listas ¡Toda una maravilla! ¿Y el día siguiente para retirarlos? ¡Quince minutos y listo! Ahí obviamente estaba muy emocionada por lo rápido y eficaz de todo. ¿La gente de la cola? Muy poca, la mayoría madres con autorizaciones de hijos que ya no estaban en el país, terminándoles el papeleo porque el viaje había llegado y ellos no estaban listos.

Luego tuve la cita en el Ministerio de Educación Superior, que fui en la tarde. También comenzaron puntual y era impresionantemente rápido, solo que estando allí me di cuenta que había una taquilla para "Casos especiales" que eran para personas que ya tenían cita de apostilla y que no tenían cita en el Ministerio. Y bueno, quise prenderle fuego al lugar porque yo había esperado dos meses con mis documentos lindos y bonitos cancelando mil citas de apostilla porque el tiempo no me daba y allí estaban veinte personas de lo lindo adelantando trámites que incluso le iban a salir más rápidos que el mío (a ellos se los dan en una semana y a mí en dos meses :))))))))))

Como era demasiado tiempo para mí (yo seguía empeñada en hacer mi entrega de documentos para principios de mayo si, corrí la fecha dos meses porque no había sido sincera con la primera) decidí pagar una gestora (Sí, ni yo estaba de acuerdo con eso, pero cuando me empeño en algo me vuelvo medio loca, ya lo verán más adelante) que me daba el documento legalizado en una semana. Pero como esas cosas no funcionan legalmente... Terminando siendo DOS semanas.

Y así llega mi segunda cita de apostilla, la cual llegó con la noticia que TODOS los entes públicos estarían trabajando únicamente los lunes y martes. Debo comentarles que las citas de apostillas son mediante un sistema en línea donde seleccionas la oficina y te dicen la disponibilidad de fecha, estas pueden estar espaciadas entre semanas, meses o simplemente no tener disponibilidad. Intenté con Aragua, Miranda y Distrito Capital y me las arrojaba para un mes, dos meses y sin disponibilidad respectivamente. Así que intenté otro lugar y terminé con una cita para Carabobo en dos semanas.

No se pueden imaginar el problemón que me armó mi mamá por elegir una cita tan lejos, en un registro que no conocíamos y que de paso estaba la restricción de días de trabajo. Llamé al registro el día anterior y me dijeron que el único día que no estaban trabajando eran los viernes. Superado el problema y con la cita cercana, nos aventuramos hasta Valencia con mi super GPS y las direcciones de un amigo, llegamos a las 07h y era la número veinte, pero el registro era muy lento y comenzó tarde y terminé llegando a mi casa a las 11h (después de perdernos para salir de la ciudad) Ah, se me ha quedado la cédula y el funcionario casi no me deja entregar y yo estaba casi en lágrimas porque iba a perder la cita ¿Y cuando fui a buscarlos? ¡Me pasó lo mismo! Mi mamá me quería matar, yo me quería morir, iba a llorar de nuevo cuando el funcionario me preguntó por ella y terminé diciéndole que me habían robado de camino a Valencia. ¿La gente de la cola? Jóvenes de la zona, con los que hablé me dijeron que ya tenían algún tiempo ejerciendo aquí y querían otros horizontes, todos con esperanza de volver, todos muy claros de que iban a dejar sus familias aquí, todos esperando un futuro mejor.

Después de Valencia, me faltaba solo un documento. Los antecedentes penales, que tienen que ser tramitados tres meses antes de irte, porque caducan en ese tiempo. La solicitud se hace por un sistema en línea y luego se llevan a un edificio para que te los sellen. Fácil. Sencillo. ¿Qué podría salir mal?

Pues todo, amigos. TODO.

Primero, la página estuvo caída por un mes y medio y yo quería arrancarme los pelos porque la cita de la apostilla en Valencia los tenía incluídos cuando al fin el sistema fue habilitado y hago mi trámite me sale una planilla medio en blanco, pero ahí dice que tardan tres días hábiles en dar el documento, así que no me desespero *Pasa una semana y está igual* voy al lugar a preguntar y el vigilante me dice que la página estaba dando ese error y que tenía que hacerlo de nuevo (me quedaba una semana para ir a Valencia) Por lo que peleé de nuevo con el sistema (aceptan 600 solicitudes diarias, de 08h-12h, pero realmente te acepta la solicitud a las 08h05) y logro la solicitud, espero mis tres días y me voy al edificio con mis documentos impresos. Llegué a las 07h para entregar el documento y a las 08h15 (comienzan a las 08h) ya estaba lista, solo que el documento me lo daban en dos días hábiles, yo fui un miércoles, pero los viernes no trabajan y el jueves tenía la cita en Valencia.

Así que mi ya había perdido la cita para la apostilla de ese documento y era 25/04 por lo que mi fecha auto-impuesta de entrega de documentos me estaba pisando los talones. En un momento de desesperación, llamé a la gestora de nuevo y le pregunté en cuánto tiempo me podía tener ese documento apostillado: una semana. Acordé con ella que se lo daría el mismo día que lo recibiera.

Fui a buscar mi documento a las 08h, ya que el día que lo había entregado todo había sido muy ordenado y rápido. Otro gran error. Había una cola de 250 personas aproximadamente (sin entrar al edificio, imposible saber cuantas habría arriba). Y bueno, nada, a esperar. A eso de las 10h baja un vigilante y dice que están solicitando personas cuyas cédulas terminen en X-X-X (dentro de los cuales estaba el mío) Sobra decir que dejé una conversación a la mitad y salí corriendo como si mi vida dependiera de ello, subo corriendo las escaleras (se entrega en el piso cinco) llego al tercer piso y... La cola llegaba hasta allí. Pero no importa, me salté al menos 200 personas de afuera y ya estaba adentro, no me podían sacar si llegaba la hora de cerrar. Pues les digo que terminé saliendo del edificio a las 13h. Fue un desastre total, pero me dieron mi papel.

Me reuní con la gestora, se lo entregué y a la semana me dice que está listo y que vaya a buscarlo, solo para cuando nos encontramos decirme que era una falsificación y que ella podía encargarse de uno legal pero en dos semanas. Y que tenía que tramitar los antecedentes OTRA VEZ, pero que ella lo haría sin cobrar.

Mi cara: Esto no merece mi tiempo.
Mi nivel de molestia no era de este mundo, tomé mi papel (sellado por la parte de atrás) y me fui (sin pagarle, claro está). Sulfatada como estaba entro en el registro de citas para apostillar y ver la disponibilidad: JULIO. Mis antecedentes, expedidos en abril, podían ser apostillados en julio, el mes que se vencían. Casi me ponía a llorar y dejé eso por el día.

Al día siguiente (sábado) y negada a tramitar otros antecedentes (aunque ya había hecho la solicitud y todo, estaba segura que ese sello me los invalidaba) entré al sistema nuevamente y veo que hay una cita para el lunes, me pongo a saltar en una pierna y corro a decirle a mi mamá, que se alegra conmigo hasta que le digo que es en Falcón y me dice que ni loca me va a llevar para allá y que ni sueñe en irme en bus. Pues me molesto de nuevo y estoy a punto de darme cabezazos contra la pared. Al día siguiente (¿Ya vieron lo insistente que soy?) ingreso al sistema una vez más y... Una cita para el miércoles, en Lara; corro de nuevo a donde mi mamá y le imploro que me deje ir, ella accede porque tengo un familiar allá y el jueves debería estar todo listo.

Así llegamos a mi última y más sufrida cita. El registro de Lara. Mami me llevó al terminal de Maracay y salí para Barquisimeto a las 10h, para llegar a las 14h, en el camino tenía un señor de 86 años que solía ser escolta de Marcos Pérez Jiménez que tenía las historias más geniales del mundo y que no se molestó porque me durmiera la mitad del camino. Me fui el día anterior para estar a las 07h en el registro que tenía una cola aun más grande que la que había hecho para los antecedentes, pero a las 09h ya estaba adentro y solo tenía quince personas por delante; sin embargo, era tan lento que igual terminé saliendo a las doce y media y con la noticia de que allí tarbadan TRES DÍAS HÁBILES en entregar el documento. Obviamente me regresé a mi pueblo porque iba a estar listo para el lunes. Al llegar al terminal de Maracay, me iban robando así que terminé medio traumatizada.

Para evitar rabias innecesarias, el lunes llamé al registro y me dijeron que el papel estaría listo el martes, no el lunes (punto para mí por ser precavida), pero el miércoles mi papá tenía que ir allá y me fui con él. Debo acotar que todo lo que leerán a continuación está pasando mientras que tenía el peor dolor de estómago y nervios por temor a llegar allá y que me dijeran que el documento era inválido y me llevaran a la cárcel por usar gestores o algo así. Llegamos temprano y todo el centro estaba militarizado, pero entré sin ningún problema, todo fue maravilloso y rápido y me dieron el documento sin importar que estuviese sellado y casi beso al señor porque usted-me-salvó-la-vida-y-como-un-mes-adicional-de-trámites.

Al día siguiente llevé el documento a la traductora y en tres días lo tuvo listo.

En total me tomó hacer todo el papeleo en cinco meses, que cada vez que lo comentaba en las colas las personas me decían que había sido demasiado rápido y que era muy suertuda, mientras que yo pensaba que se me había ido la vida en ello. Yo creo que fui demasiado insistente y que no dejé que el sistema me desmotivara.

A mi no me pareció un calvario todo el trámite (solo los antecedentes, de verdad), pero releyendo puedo entender si alguno lo ve así *risas* no esperaba que saliera un post tan largo o anecdótico, but here I am.

PD: En las colas predomina la gente joven, se habla de las injusticias y sufrimientos en el país, usualmente son personas que han viajado y que quieren otras oportunidades. Las personas se tardan mucho tiempo también porque no pueden faltar tanto al trabajo (yo hice maniobras entre días libres y permisos) y esperan hasta tres meses por las citas en sus registros, pero conocí a una pareja de Valencia en Barquisimeto que estaba haciendo lo mismo que yo, así que no soy la única loca.

PD2: Todas las locuras valieron la pena, porque estoy demasiado feliz por enviarle el correo mañana a mi asesora y decirle que al fin todo está listo.

Canción: On top of the world - Imagine dragons.


cause i’m on top of the world, ‘ay 
Porque estoy en la cima del mundo
I’m on top of the world, ‘ay 
Estoy en la cima del mundo
Waiting on this for a while now
He estado esperado por esto durante un tiempo 
Paying my dues to the dirt 
Pagando mis deudas 
I’ve been waiting to smile, ‘ay 
He estado esperado para sonreír
Been holding it in for a while, ‘ay
Aguantándolo por un rato 
Take it with me if i can 
Lo tomaré conmigo si puedo
Been dreaming of this since a child 
He estado soñando con esto desde niña