31 dic. 2014

Brindemos: Por un 2015 mucho mejor que el buen 2014.

El 2014 fue uno de los mejores años que he tenido últimamente, y eso que en su mayoría han sido todos muy genialosos y toda la cosa, fue más o menos de:

Confesiones amorosas de amigos
Amigos que se fueron en busca de un futuro mejor
Cuartos del amor de tu vida
Pijamadas no planeadas
Diarios de la felicidad
Cocinar. MUCHO.
De amores perfectos que luego no lo fueron
De asambleas con sorpresas inesperadas y poco bienvenidas
De marchas, revoluciones, guarimbas y miedos
De fines de semana de perdición y disonancias
De acosadores románticos con palabras dulces
De tardes, noches y mañanas de chicas.
De cumpleaños sorpresas
De mentiras piadosas sobre personajes ficticios
De casi ganarle a papá en bowling
De escapes de pascuas perfectos
De noches estrelladas, luciérnagas y frío
De lugares de película que son tuyos para compartir
De noches infinitas
De pool, neblina e insomnio
De celebraciones por trabajos, becas, por la vida y la amistad
De comida. Mucha comida
De recordar las cosas que amas, que amaste y que siempre amarás
De pequeños pacientes
De salir con príncipes a pasear por muchos lugares sin parar de reír
De familias adoptivas
De fines de semanas inolvidables con mucho fútbol
De llorar de felicidad porque mi equipo favorito ganó su décima copa de Europa
De graduaciones de la personita más pequeña de la casa
De saltar de acantilados, literalmente
De PejeVisitas varias
De estrenar bata y uniforme
De clases donde lo más divertido era estar con tus amigos
De locas psicópatas llamando para reclamar
De idas a la montaña en intentos de ser deportista, pero más para compartir
De ayudar a los que no saben
De jardines con cabras y conejos en la Universidad
De Caracas, mucha Caracas.
De trabajar con niños
De hacer goles incluso cuando tenías años sin jugar
De que reconozcan tu trabajo
De TurismoAventura
De los mejores atardeceres
De tequila, quizás demasiado...
De jugadores de rugby y ron
De dejar ir cosas que nunca pensaste no verías más
De Skype muchas veces al año
De baile, incluso aunque no fuese mío
De muchos aviones y aeropuertos
De hamburguesas monstruos
De trenes, aviones y viajes
De volver a lo que conoces y seguir amándolo
De gente besándose en puentes
De saludar extranjeros como si en verdad te entendieran
De reencuentros
De bielorrusos ofreciendo alcohol en las playas y jugando volleiball
De portugueses pícaros
De lindos italianos
De poses de ballet con las mejores personas
De sorpresas de cumpleaños
De molestar turistas bajando escaleras
De crónicas de Infantil
De tambores
De escapes entre semana [[y muchos fines de semana]]
De niños en la playa que te enseñan a correr olas
De comer, en exceso.
Así que para el año que viene solo pido muchos recuerdos y momentos como éstos, porque es un gran reto. Y como dice mi libro favorito:

27 dic. 2014

Feliz Navidad.

Hola, vale ¿Cómo han estado? ¿Han disfrutado de esta hermosa época para compartir con sus seres queridos, o simplemente descansar o cualquier cosa que hagan en estas fechas? La verdad es que yo he estado tan ocupada con mi tiempo libre, celebraciones y siendo feliz que se me había olvidado hacer el post de mi cumpleaños (que fue muy genialoso, gracias), el del comienzo del nuevo semestre (si, ya noveno) y de mi maravillosa navidad.

Comencé el noveno semestre de Psicología el 01/12/2014 y está planificado para que termine en algún momento de marzo; por desgracia este semestre no pude inscribir mis dos menciones, ya que los horarios fueron favorables para nadie. Aunque puedan pensar algo como "Oh, al fin Lale tendrá algo te tiempo libre" déjenme decirles de una vez que no será así. Veré ocho materias.

Comenzaré con Teorías Psicológicas [[que es como volver al primer semestre y retomar de dónde surgió la psicología, por qué lo hizo, de dónde deriva cada una de las teorías y las escuelas principales de esta disciplinas]] que es del departamento sustantivo, es decir, que la tienen que ver todas las menciones. Oportunidad perfecta para juntarnos con nuestros amigos .

En Clínica cursaré cinco materias: Prácticas Clínicas III [[¿Dos pacientes sin supervisión y uno supervisado? Chévere]], Crimilogía [[Comportamiento criminal y esas cosas, supongo]], Retardo en el Desarrollo [[creo que el nombre lo explica bien (?]], Teoría de los Tratamientos [[que hasta ahora se parece demasiado a Teorías Psicológicas solo que más enfocado en la clínica que en las otras escuelas]] y Pre-Seminario II [[Si, mi bebé llamado TESIS está tomando forma y avanzando a la segunda fase donde aprenderá a caminar y esas cosas]]. Además de esto, también mi tutora tuvo la fantástica idea de que Augusto [[mi compañero de tesis]] y yo fuéramos Auxiliares de Investigación para que podamos irnos integrando al ambiente donde aplicaremos nuestro bebé y que todo fluya como la seda. Y por último está el servicio comunitario, que si Dios y todos los santos quieren, lo terminaremos este semestre. Dejé de ser delegada, dejé una de las menciones; pero me las arreglé de tener los días ocupados de igual manera #VivaYo

En cuanto a mi cumpleaños, fue un día genialoso con mis amigos en la casa, de esas personas hermosas que acuden a ti en el día que te celebran y esas cosas. Todos muy amor, la verdad. Y con los regalos más cuchis de la vida. ¿Y Navidad? Siempre es un buen tiempo para compartir, cocinar por montones, reír, ser feliz y mantenerte ocupada terminando y sobrepasando tu reto de lectura de este año.

¡Nos leemos en año nuevo!






15 dic. 2014

Amistad.

Creo que mi yo del pasado se sentiría bastante decepcionada de como veo ciertas cosas ahora o por lo menos me miraría feo. Ella era decidida, las cosas eran blanco o negro, solo había una manera de hacer las cosas y era como ella lo decía; de cierta forma la extraño porque siempre tenía la certeza sobre las cosas en las que ella creía y a las cuales se aferraba y defendía. Quizás a ustedes les parezca una tirana [[y de cierta manera lo era]] pero durante mucho tiempo las cosas funcionaron para nosotras y si algo funciona ¿Para que cambiarlo?

Lo que les decía era que ella no estaría de acuerdo conmigo en ciertos aspectos que yo considero ahora, ya que de un momento para acá he aprendido a ver los grises entre el blanco y el negro, ahora todo "depende" de las cosas que influyan, ahora solo sé que las certezas son viles ilusiones y que nada es tan real. Creo que puedo culpar a la Universidad de esto, jamás hubiese ampliado tanto mi visión sino fuera una estudiante universitaria y, más aun, una de la gloriosa UCV.

Una de las cosas más preciosas y preciadas de la vida para mí es la amistad, me parece que es uno de los valores que aun pueden verse y preservarse, que es uno de los vínculos más valiosos entre personas. Durante al menos dieciséis años creí en la promesa del para siempre, en la lealtad, en el servir sin esperar nada a cambio y creía tanto en esos conceptos que pocas veces llamaba a alguien amigo claramente, pero después ya no tenía que ser necesariamente así, empecé a hacer concesiones y excepciones que no me iban mal y todo empezó a cambiar. Comprendí que una de las cosas más preciosas de la amistad es que no depende de que la otra persona sea tu amiga [[por supuesto, muchos necesitan que sea bidireccional]] con que para ti lo sea es suficiente y en cuando aprendas a reconocer esto dejarás de esperar algo de la otra persona y sabrás que tus acciones son completamente desinteresadas porque a su vez contarás con personas que si son eso para ti. Se puede ver como una relación de uno con el otro sin que sea dependiente y que solo existirá en cuanto el otro te reconozca como amigo, de esta manera tu sabrás quienes son tus amigos pero no de quién eres amigo.

Aunque se lea complicado.

Esa era una de las cosas que mi yo del pasado no hubiese aceptado, era casi inconcebible, ya que ella quería que el nivel de sacrificio que ella hacia fuera reconocido e igualado [[y si era un sacrificio ¿Realmente por qué lo hacías?]] para ella solo existía la amistad recíproca y sufría demasiado cuando las cosas no resultaban así, cuando ella hacía algo y no obtenía nada a cambio. Esto, por supuesto, llevaba a que se aferrara mucho de las cosas y cuando ya nos las tenía el sufrimiento era casi insoportable, por lo menos hasta que le daba un par de cachetadas y pudiésemos seguir adelante.

Creo que ahora mi concepto de amistad va más allá y un poco menos a la vez, he aprendido que cuando las personas se quieren ir es necesario que las dejes, por más que te hayan prometido que siempre se iban a quedar o que tú hayas prometido lo mismo, simplemente no puedes estar para alguien que no quiere que estés. También he aprendido a aceptar que muchas veces la vida te incita a separar caminos y que no son siempre obstáculos que debes superar, sino caminos que debes aceptar y eso no significará que estés decepcionando a nadie. Otra cosa es que no tienes que dejar de dar aunque no recibas nada a cambio, siempre y cuando eso te haga feliz y sea respetado, nada de dejar que la gente se aproveche de ti. Aun creo en la nobleza de sentimientos y en la inocencia que lo acompaña, en el siempre estar, en la lealtad y en el sentido de pertenencia que existe en la amistad. También aprendí que aunque algunas no hayan funcionado para ti eso no significa que debas perder la fe o que siempre será así, que el tiempo no es realmente importante, que ni siquiera verle la cara a alguien lo es.

La amistad es poder contar con alguien sin importar el día, la hora o el tema del que le vas a hablar, es poder reír o llorar, es poder decirles cualquier cosa y saber que aunque algunas veces les puedan molestar siempre podrás decírselas, es poder ser tú en tu máximo esplendor, es confiar ciegamente en que esa persona no te va a herir, es que no importa cuanto tiempo puedan tener sin hablarse siempre puedes volver a ellos, es la magia de retomar las cosas justo donde las dejaron la última vez, es recordar las cosas realmente importantes, es estar cómodos en los silencios y hablar hasta por los codos incluso cuando tú no eres así, es no esperar nada a cambio pero igual obtenerlo, es más, mucho más.

Alguien alguna vez dijo que los amigos son la familia que Dios te permitió escoger, pero tu realmente no escoges a tus amigos, simplemente lo eres y lo son para ti.

1 dic. 2014

Semestre VIII - ¿Se acabó?

Creo que pasé demasiado tiempo esperando que este semestre se acabara de verdad y ahora que lo ha hecho no puedo creer que haya pasado tan rápido bueno quizás no rápido, pero ahora lo parece. El punto es que ahora que se terminó y estoy oficialmente en el noveno estoy teniendo un ataque de pánico porque todo acabará tan rápido como lo hizo este semestre. Pero ya eso es tela que cortar para después. Ahora, prepárate a leer un post tan eterno como el semetre, recuerda que fueron diez materias y que habrá cosas divertidas al final (?

Como recordarán, les había comentado que este semestre cursé diez materias redonditas; pues me complace aun más anunciarles que las aprobé todas a pesar que el semestre fue horrible, dividido, perdí una semana de clases y todo lo demás. Aprobé. Y fui inmensamente feliz hasta que vi mi promedio y me enteré que alguien se graduará summa cum laude y me deprimí.

Selfies durante las
dinámicas #YOLO
De mi primera mención, Psicología Clínica, una de las materias que cursé fue Psicología Clínica de Adultos y como ya conocíamos al profesor [[Fue el mismo que nos dio terapia]] todo realmente se hizo más fácil: ya sabíamos como leer las guías, que buscar en ellas, cuales podían ser prescindibles y cuales definitivamente iban a ir para los muchos quizes. Uno de los #Facts más divertidos de esta materia es que tuvo que correrse de horario para dar espacio a otra (ya les comentaré de esto más adelante) y desde adentro del salón se veía al profesor pasear afuera, solo para luego presionarnos con el quiz. Hicimos dinámicas, hicimos juegos, comentarios innecesarios y uno que otro indebido pero aprendí muchísimo sobre el comportamiento del adultos y las patologías que se pueden presentar en él; incluso aprendí una que otra técnica que espero nunca tener que explicar en consulta.

Una de las materias más caóticas que he cursado en mi vida [[Y no precisamente por lo difícil, sino por lo problemática que fue para cursarla]] fue Neuropsiquiatría. En un principio solo no iba a cursarla porque me chocaba con una materia de la otra mención (el horario era de 5-7) y la vería el semestre que viene, pero luego surgió la posibilidad (el profesor no podía dar la materia) de verla en un horario poco común (12.50-2.30) que hizo que mi salón se volviera loco con los que querían ver la materia y los que no podían y los que no querían y los que querían otra solución y fue realmente caótico y estresante y ugh quería asesinarlos; pero luego todo se solucionó y pudimos cursarla. Incluso con una nueva modalidad de visitar pacientes con las enfermedades que veíamos en clases en el Hospital. Fue un recuento de neuro y psicofisiología que parecía bastante sencillo y que muchos dimos por sentado y luego tuvimos que ir a recuperación. El #Fact de esto es que vi a un paciente que le faltaba la mitad del cráneo, tuvimos uno de los doctores que realmente nos involucraba en la revista médica y, bueno, aprendí un montón de datos curiosos sobre la neurología, el cerebro y esas cosas que se pueden dejar colar fácilmente en una conversación (?

Crónicas de infantil
Otra de las materias fue Psicología Clínica Infantil, que, para alguien que quiere trabajar con niños como yo, es lo máximo, a pesar de que era una de esas materias que tienes bloques de cuatro horas seguidas de clase, mucho material para leer (estoy hablando de hasta dos libros por tema y una unidad está conformada por al menos dos temas y esa materia tiene cuatro unidades), temas que parecen sencillos pero son más complicados, etc. A mi me encantó, pero al menos 17 personas fueron a recuperar uno o dos exámenes (se hace un examen por unidad con una pregunta de cada tema) y alrededor de 8 fueron a reparación (es una pregunta de cada unidad, pero si lo suspendes tienes que ver la materia de nuevo) y siempre fue una constante queja de lo mucho que teníamos que leer para. Entre otras cosas. El #Fact es que tuvimos una profesora que ha trabajado toda su vida en esta área y que había trabajado con la mayoría de los autores de las teorías del desarrollo infantil y I mean ¿Quién más tiene ese lujo?

Mi genial grupo de prácticas
¿Recuerdan Prácticas I donde tenía que imaginar tener un paciente? Pues en Prácticas II realmente tuve un paciente. Bueno, tres. Fui algo así como la última persona del octavo en tener un paciente consistente o paciente en absoluto. Se supone que todos comenzamos con las mismas posibilidades, pero mis primeros dos pacientes solo fueron a las primeras sesiones y luego dejaban de ir y tenía que esperar al menos dos semanas para cerrar el caso y que me asignaran otro ¿Lo malo? Todos conversaban de sus casos y yo me molestaba y tenía que ir a asesorías eternas a ver mi grupo discutir de sus pacientes ¿Lo bueno? Ya me sé las primeras sesiones de memoria y ahora tengo un paciente que no faltaría ni que un apocalipsis zombie golpeara a su puerta. El #Fact de esta materia es que tuve el mejor grupo de prácticas que pude desear, no solo pon personas increíblemente inteligentes que aportaban diversos puntos de vistas en la discusión de casos, sino que cada uno saca lo mejor de su estilo terapéutico para enseñarnos algo o evidenciar un elemento que los demás no veíamos. Incluso cuando no tenía casos aprendía muchísimo sobre los de ellos; claro, a eso se suma que teníamos una de las mejores profesoras del departamento para guiarnos y enseñarnos, una profesora que ve más allá de las exigencias académicas y que realmente se preocupa por el caso y la manera en que lo estamos abordando y no solo tiene una hoja donde va marcando nuestras habilidades y las que debemos adquirir.

La última materia de Psicología Clínica es Pre-Seminario de Investigación I, es decir: Tesis. Por lo cual quiero que conozcan a Augusto,  mi querido compañero de tesis. Se supone que en esta materia crearíamos el ante-proyecto de lo que será nuestro bebé no me juzguen, yo no le puse ese nombre pero le agarré cariño y bueno, trabajaremos con niños hospitalizados, inteligencia emocional, ansiedad, temor y juego (ni siquiera pregunten como relacionamos todo eso, se los explicaré después cuando yo sepa). También se suponía que eran cuatro reportes individuales, pero como conseguí a mi compañero los pudimos hacer en

Trabajando duro ¿No?
grupo y eso ya de por si fue un gran avance. Sobre todo cuando estás al otro lado del charco y tienes que entregar uno. El #Fact de esto es que es increíble la sincronía que tengo con Augusto, siempre estamos en el mismo lugar en cuanto a la tesis se refiere, lo cual es excelente porque hemos escuchado demasiados cuentos sobre el odio que se suelen agarrar las personas que trabajan juntas. Hasta ahora vamos bien. Yo soy demasiado alterada y él es tranquilo, así que es un buen equilibrio que nos ha funcionado de maravilla hasta ahora. Ah, también tenemos a la tutora más cool de la vida y de la que todos están celosos Ja.

Dibujar en clases para pasar
el tiempo
¿Han llevado la cuenta? Solo con Psicología Clínica son cinco materias. Pues ahora vamos con la otra mención: Psicología Industrial. Antes de continuar con esto quiero confesarles que estaba muy emocionada con las materias que iba a ver porque sonaban como lo mas interesante de la vida, pero luego las vi y... Bueno. Una de las materias era Psicología Organizacional que era como la historia de cómo la Psicología se metió en las empresas y es super necesaria y todo eso; la verdad es que gimos pocas clases interesantes y teníamos un profesor muuuy disperso que daba clases como Candy-Candy y corregía como Hitler. Incluso los días que no teníamos clase en la siguiente hora la gente se negaba a ir a la de él. El #Fact es que por más que estuviese hablando y molestando en clase, siempre podía seguirle la corriente y responder lo que me preguntaba.

Dinámicas del mal
Otra materia fue Entrenamiento de Personal que era dictaba por dos mujeres que amaban jugar con nuestros nervios y avergonzarnos en público y hacer que nos sintiéramos en primaria de nuevo. Nos evaluaban con mapas mentales hechos en clase, dramatizaciones y participación. A nadie les caían bien y todo el mundo odiaba sus clases. El #Fact es que me ponía de pico y pala con ellas y resultaba lo más divertido de la clase. Por cierto, las guías fueron lo más educativo de esta materia.

¿Quién necesita prestar
atención?
Ahora si, las dos materias que me gustaron de esta mención, una de ellas: Selección de Personal no solo fue el contenido que fue bien explicado y toda la cosa, era que el profesor realmente unía lo que estaba en la guía con la aplicación en el campo laboral, nos asediaba con preguntas sobre actualidad, nos hacía mantenernos interesados y todo lo que se supone que un profesor debe hacer. Tenía una estructura digna de un clínico que es algo que no se ve comúnmente en industrial. Valía la pena quedarse hasta las nueve de la noche para ver las clases ok, a veces. #Fact: a pesar que se suponía que nos teníamos que basar en las empresas donde trabajábamos el profesor nos incluía a los que no trabajábamos, no como otros...

La profe no vino
Y la otra es Técnicas de Evaluación y valoración de puestos que creo será el área en la que trabaje si un día decido que no tendré un consultorio porque es awesome tiene matemáticas, es sistemática, tiene psicología y bueno combina todo lo que me gusta de esta área. A pesar que vimos pocas clases fueron de las mejores que se podían dar, la profesora ya nos había dado clase el semestre pasado y fue exactamente igual: excelente. #Fact mejor ejemplo de que cantidad, no es calidad.

:)
Y la última de todas las materias de la vida y de este semestre fue Servicio Comunitario que si bien no lo hice, me di el lujo de pasear por varios proyectos hasta que surgió uno que está relacionado con mi tesis y es lo máximo porque estoy matando dos pájaros de un tiro. Pero la verdad es que no hice nada todavía. Pero como yo no me puedo quedar quieta con solo mis materias, este semestre seguí siendo delegada y además adopté un trabajo como becaria en el lugar donde atendemos a los pacientes. Como delegada entendí que la gente nunca estará feliz con todo lo que hagas, por mucho que hagas, siempre habrá alguien que no esté de acuerdo con la decisión, alguien que no se sienta representado y alguien que este sediento de empujarte al infierno para quedarse con un puesto que no tiene nada de privilegios más que enfrentarse a los profesores para plantear lo que los estudiantes quieren y sobre lo que están insatisfechos. Pero es difícil que la gente entienda eso sin pasar por ello. Pasa lo mismo con ser pasante, la gente nunca termina de entender las reglas que se supone tienen que cumplir. #Facts acerca de estas actividades: como delegado aprendes a adelantarte a las acciones que las demás personas van a tomar y te obliga a mantenerte informado de absolutamente todo para siempre tener una respuesta; como pasante del servicio puedes conversar con todos los terapeutas que pasen por tu horario y discutir de muchos más casos. Porque esa soy yo: todo acerca del aprendizaje.

Como se habrán dado cuenta, los profesores juegan un papel muy importante en la percepción de una materia, por suerte la mayoría de los que me han tocado realmente están enfocados en darnos una educación digna y suficiente para enfrentarnos a lo que nos espera en el campo laboral; pero hay otros que realmente me provoca lanzarles las guías que nos han dado y enviarlos directo a sus otras ocupaciones, porque parecieran que no quisieran enseñar, y si no quieres ¿Por qué lo haces?

EDACcS
Torneo de Fútbol
En cuanto a las actividades extra-académicas, porque créanme, uno necesita una vida para olvidarse un rato de todo lo que tienes que hacer para las clases; estuve bastante ocupada también, no solo fue un semestre de correderas por los pasillos, de estar en la Universidad de 7am-9pm al menos tres días a la semana, de ayudar con las inscripciones, de asistir a las reuniones de delegados y de departamentos, de ayudar en la Prueba Interna, de tener acosadores creepies persiguiéndome en la Universidad, de descubrir donde venden el mejor quesillo, de días de donas, de viajes que te hacen perder exámenes y que luego tienes que ir a recuperar, de caminar eternamente por una colina hasta la casa de una señora para que haga tus batas de atender paciente, de risas internas en el salón de clases porque alguien intervino, de jugar fútbol y hacer un gol cuando te llamaron inesperadamente para que jugaras, de nuevas amistades, de amistades que superaron la separación de las menciones y de otras que se rompieron, de escaparme al cine a mitad de semana, de salir a comer, de encuentros de pasillos, de acostumbrarse a la merienda de las 3-4, de padres orgullosos y de estar orgullosa de mis padres adoptivos, de martes acompañados para ir al Servicio, de lecciones de clases que puedes aplicar a la vida cotidiana, de salirte de clases para ver los juegos del
Clínica Shore
mundial en el pasillo, de recomendar libros y que realmente los lean, de ir a ver bailar flamenco, de que te esperen cuando llegas de viaje con una laguna para la tesis, de noches eternas estudiando, de ayudar a una amiga para que se quede con nosotros, de separaciones y uniones, de dinámicas raras en el salón, de exposiciones y dramatizaciones, de perros calientes monstruos, de ir al oeste, de cumpleaños genialosos, de conejos y cabras en tierra de nadie, de ir a cervezadas aunque no tome cerveza, de emborrachamientos con tequila y vino, de apoyar a tus amigos aun cuando sepas que su decisión no es la más adecuada, de trabajar cuidando niños, de caminar por las calles en una de las ciudades más peligrosas de madrugada para comer, de ir a los tambores y saber que los tuyos serán los próximos, de fantasmas, de almuerzos varios, de pasar tres semanas con una tos del infierno pero aun así sobreviviendo al semestre, de ver a un paciente fuera del Servicio y entrar en pánico, de dormir lo suficiente como para echar broma en clase, de tradiciones que se siguen cumpliendo aun cuando otras no lo lograron, de dormir en el pasillo, de reforzadores varios, de mucho cariño, de amistades instantáneas, de ir al ballet con tus amigos. Créanme, este semestre fue mucho más que todo lo que ya les dije.


Flamencura
Familia feliz
Más dibujos en clases

Esperando clases
Con el bartender que no
quería foto
Caminata del día del estudiante


Días de pasillo
Día de Romeo y Julieta
Dormir en el pasillo


Fin de semestre
Risas Azules
Tambores de mi madre :D
Pa' la joda
Feria del libro

Con la cuchu
Veveces
Tambores y Clínica