29 nov. 2016

Me fui - último día

29/08/2016

Fin del juego. Click para continuar.


No se preocupen, mi cuarto
quedó ordenado.
Pensaba que hoy iba a ser un día trascendental, quería que así lo fuera. Pero para mi sorpresa, nada que ver: el día amaneció, hizo un calor del demonio, nos comimos las sobras que había en la nevera y más temprano que tarde estaba haciendo mis maletas ?Qué se supone que empacas cuando te mudas al otro lado del mundo? Ya tenía cosas preseleccionadas y no me parecía que llevara mucho, más bien tengo muchas cosas que comprar, pero de alguna manera las maletas se llenaron y me encontré teniendo problemas para cerrarlas.

Empaqué los abrigos que nunca podría usar en Venezuela, mis combinaciones favoritas de ropa, cuatro pares de zapatos y los muchos papeles legales que ya había tramitado, bufandas, gorritos y todo lo que espero que me ayude en el invierno. Aun así, me quedaron dos chaquetas por fuera.

Maleta "de mano"
Esperaba sentir que todo me golpeara, la realidad de dejar a mi familia y todo lo que conozco, pero no, sigo tan calmada y emocionada como el día que me llegó el boleto de avión. Creo que cuando llega un momento que puede cambiar tu vida para siempre, sientes que de alguna manera el mundo debería manifestarse, que todo esté contigo en eso; pero no, seguimos siendo píxeles para el universo. Lo que importa es que para este píxel [[Y para todos los que están a punto de vivir algo grande, aunque sea solo para ellos]] su mundo está a punto de cambiar.

A pesar que todo sea tan impresionantemente normal que casi no puedo creer que ya casi haya llegado el día.

Incluso el último atardecer que vi aquí antes de montarme en un avión a Luxemburgo es completamente apropiado: fabuloso, pero no el más extraordinario.


Canción: Anything but ordinary - Avril Lavigne.

No hay comentarios:

Publicar un comentario