15 dic. 2010

La represión será nuestra mejor opción - I

Hay historias que pasaron para ser contadas, esta es una de ellas. Lo que les vengo a contar es una historia de la vida real, no me pasó a mi, ni a mi hermana ni a mis amigas. Le ocurrió a una conocida muy genial con la cual he compartido un par de cosas y ella compartió esto conmigo. Debo excusarme al decir que nunca he escrito como "narrador omnipotente" y que no se como resultará esto xD así que me disculpo desde ahorita =. Me tomé la potestad de nombrar a la historia "La represión será nuestro mejor aliado" También la dividí en varias partes. Espero les guste

Era una de esas pocas tardes soleadas que trae el invierno. Trouble estaba sentada en el balcón esperando por su clase de actuación a la cual su novio la había inscrito. Estaba feliz con solo el hecho de estar ahí, podía recibir pocos rayos de sol que iluminaban su corto cabello negro y la brisa helada que le hacía entrecerrar sus ojos verdes. Paseaba sus ojos por toda la avenida hasta que una van llamó su atención. No es que tuviese nada de especial, era solo una camioneta blanca que justamente se estacionó afuera del edificio donde ella se encontraba, cuando las puertas se abrieron, lo comprendió. Del vehículo se bajo un chico alto y delgado con ausencia de cabello a excepción de una chiva perfectamente afeitada, ojos de un hermoso marrón y un piercing en el lado izquierdo que adornaba su sonrisa lo cual la hacia parecer pícara; casi sin querer, sus ojos se encontraron y una energía se forjó entre ellos. Trouble encontró que no solo la estaba mirando fijamente, si no que a través de esos ojos color chocolate el le estaba mirando el alma, reconociéndola. Trouble sonrió y se dijo a si misma que no debería andar pesando en eso, nada de almas o miradas cuando tienes a un chico esperando en casa.

Entró en el salón y esperó a que llegara el profesor, el cual resultó ser un señor mayor mayor, de baja estatura, cabello blanco y divertido acento al español pues lo mezclaba con el portugués. El chico que Trouble vio desde el balcón estaba con ellos, resulto ser el técnico musical, aunque su mente lo reconcia más bien como Danger. Que era exactamente lo que representaba para ella. Después de las presnetaciones y un par de ejercicios se sentaron todos en círculos a discutir el papel que desempeñarían, Trouble sintió como Danger se desplazaba hasta ella hasta sentarse en el asiento que tenía al lado. Ninguno de los dos dijo una palabra, no por no querer, sino por saber que aun sin habla sus ojos mantenían una conversación constate que incluso las palabras no habrían dicho tanto.

Después de casi morir por la ansiedad Trouble se apresuró por salir de clases, después de todo, su novio la estaba esperando para preguntar por su día, pero bastó con solo un roce -no intencional- con Danger para saber que esa salida solo terminaría en ruptura, de alguna forma sabía que tenía que estar disponible en cuerpo y alma para esta aventura que duraría 10 días. Así que se fue, terminó con su relación estable y volvió a casa pensando lo idiota que estaba siendo por dejarlo todo por una corazonada, aunque la misma voz que le susurró "Danger" mas temprano le dijo No Regrets y con ese pensamiento se acostó con una sonrisa en la cara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario