5 abr. 2017

Me fui - Qué haces aquí?

01/09/2016

Mosquito gigante aplastado.
Ayer antes de dormir fui atacada por un mosquito gigante. Bueno, no atacada, pero dejé la ventana abierta y cuando miré qué era el ruido que hacia la luz me di cuenta que era el mosquito más grande del mundo. Y no exagero, ya van a ver la foto de la comparación del tamaño del mosquito con mi mano. Sobra decir que lo perseguí con una chola por todo el cuarto hasta matarlo.

Tostadas en la terraza.
Me desperté a las doce del medio día, mi cama es súper suave, cómoda y enorme; me quedé en el cuarto hasta la una y luego me hice un par de tostadas que me parecieron muy pálidas, así que les puse más tiempo… Y se quemaron; pero no hay nada que la Nutella no pueda quitar. Como hacía un buen día me senté tomar el desayuno en la terraza, luego me bañé y me fui a la ciudad.

El portón se abre y dura un montón de tiempo para cerrarse, así que me tenían que ver allí esperando que eso se cerrara porque que miedo que alguien entrara a la casa mientras yo no estaba. Caminé hacia la parada de autobús esperando recordar todo para el regreso. Antes de salir, descargué la aplicación que me dijo la MdA y vi que tenía al menos quince minutos para llegar, pero luego lo vi estacionarse y tuve que correr por un semáforo en rojo. Dos días aquí y ya rompiendo las reglas.

El bus tiene cinturones de seguridad para todos los asientos. Que divertido. Y el trayecto dura quince minutos. Se suponía que iba a buscar artículos de aseo personal y la oficina de bus para comprar el abono mensual, pero terminé distraída viendo las plazas, las tiendas, los palacios y esas cosas; además, el ticket de bus duraba dos horas así que quería regresar en ese tiempo para poder usarlo.

Compras del día.
Entré en una farmacia y compré algunas cosas solo para luego ir al mercado y ver que allí estaban más económicas, ugh. También entré en una papelería y quedé como loca, había demasiadas cosas, cosas inútiles, otras demasiado útiles, que facilitan tu vida; realmente todo lo que puedas imaginar con respecto a materiales de trabajo estaba ahí. Incluyendo marcadores finos para pizarra acrílica, que era lo que yo buscaba. Ah, amo el primer mundo.

Fui a la oficina de turismo para preguntar lo del bus, pero ellos no sabían, así que me dieron un mapa y me marcaron donde estaba y a dónde tenía que ir, aunque al final me distraje y no fui. También pregunté donde estaba la feria, y el chico que me atendió dijo algo como “bueno si quieres jugar juegos estúpidos y comer comida mala con sobre precio, está aquí” y me marcó el mapa.

El tiempo se me estaba acabando y decidí ir a la estación de bus quince minutos antes, primero consultando la app. Pero para nada me sirvió, se me fueron dos autobuses en mis narices (!!!!!!) y lo que debió ser una espera de diez minutos se convirtió en una hora. Se suponía que tenía que estar a las cinco en la casa porque iban los abuelos de las niñas.

Me bajé en mi parada y caminé por donde recordaba, pero luego vi una calle que antes no estaba y me regresé, pero efectivamente era mi calle la que veía así que terminé caminando el trayecto como dos veces. 

Y cuando llegué el portón estaba abierto, lo cual sugería que había alguien dentro de la casa.

Corrí y entré por mi puerta independiente, dejé mis compras en la cama y subí para ver quién estaba allí. Era la abuela, el abuelo había ido a buscar a una de las niñas. Conversé con ella un poco y luego fui a almorzar hasta que llegó el abuelo con V y unos peluches. Cuando me vio lo primero que me dijo fue Qué haces aquí? y yo bueeeeeno, ahora vivo aquí.

Entonces me miró así.

Me quedé jugando con la niña –que ignoró completamente a los abuelos- que los peluches eran nuestros bebés, pero V debe pensar que lo único que hacen los bebés es popó porque eso era todo lo que decía.

Cuando llegó el papá con C, me dijo que subiera con V para darle un baño, pero a la pequeña no le gusta lavarse el cabello y ha pegado gritos como una posesa y yo rezándole a todos los dioses para que no me despidieran por maltrato infantil. Terminé distrayéndola y finalizando el baño sin problema. Por suerte el papá bañó a C, yo solo lo ayudé a vestirla; ella está enferma y anda muy llorosa. Aproveché para darles los regalos que les había traído y pareció que les gustaron – eran unas muñecas y chuchería.

Yo uso un anillo por mi graduación y cuando V me lo pidió, se lo presté y se lo puso en el dedo pero luego estaba intentando metérselo a la boca (recordemos que tiene tres años, ya sé, que irresponsable de mi parte) y yo le decía que no, pero en una de esas lo tenía en la boca y el papá la alzó por los pies y yo le decía que la bajara, pero él debió pensar que yo estaba siendo cuidadosa aunque realmente estaba era muerta de miedo de que me acusaran de asesinato infantil. El PdA al final se dio cuenta y la bajó rápidamente haciendo que escupiera.

No usaré más nunca ese anillo cerca de las niñas.

Luego fue momento de que las niñas comieran, C estaba comiendo con el papá y V pasó que yo le diera la comida, a que se la diera la abuela, al papá, a luego comer sola. Mientras acostaban a C – los abuelos se fueron – me quedé con V viendo el rey león en francés. Le tiene miedo a las hienas y a las peleas, es divertidísimo.

Cuando llegó la mamá le dijo a V que era hora de dormir y ella ha armado un berrinche para que yo la acostara, pero la madre se ha mantenido firme y fue ella quien lo hizo. Menos mal, yo estaba que amordazaba a la niña para evitar que siguiera hablando tipo ¡Si no te callas me van a botar!

La MdA tenía una pizza descongelando que yo tenía rato viendo, pero luego sacó unos pepinos y me dijo algo que no entendí, pero que igual asentí y terminó guardando la pizza y cocinando los pepinos con sal y pimienta mientras yo lloraba internamente, en luto por la pizza que no comí. Son los típicos franceses que cocinan con una copa de vino y comiendo queso, lo amé. Hicimos un pequeño brindis con vino rosado para celebrar mi primer día aquí.

Ayudé un poco con la cocina y les dije que me gustaba cocinar, también aproveché para darles los regalos que les había traído – chocolate y ron – que parecieron gustarles también, el PdA es fanático del ron así que lo abrió de inmediato y le dio su aprobación. Tuvimos una conversación de adultos – en francés – sobre Venezuela, la cultura, el programa, las comidas típicas – que no son nada fácil de explicar en francés. Postreamos con helado y luego nos fuimos a dormir.

La MdA se va a una despedida de soltera a Londres el fin de semana, así que ya veremos como se da esto.

Alguna fuente en alguna plaza.
Mi bultico turisteando
Día soleado.




La cámara de diputados.
El museo de la ciudad.
Otra plaza.
 
La oficina de turismo.

Una calle <3 i="">


Un parque.
Dentro del parque.
Sí, me gustó el parque.

Decorando mi cuarto.


El aeropuerto de Lisboa.
Otra.
:)
Mis flores y un libro de bienvenida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario